El punto "G"... y la mujer multiorgásmica

jueves, 18 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Cuando el ginecólogo Julio Mateos Vizcaíno ofreció una conferencia en el Hospital Angeles sobre un nuevo procedimiento para que las mujeres puedan sentir mucho más placer sexual e incluso vivir su sexualidad con mucho más arrojo y pasión, los médicos asistentes se quedaron con la boca abierta y muchos de ellos se quejaron porque, en su opinión, “se trataba de procedimientos innecesarios que no había que fomentar”. Según explica Mateos, se trata de un procedimiento absolutamente sencillo que busca mejorar la calidad de las relaciones sexuales de las mujeres: “Los estudios realizados nos muestran que el punto ‘G’ es el que produce el orgasmo más potente y satisfactorio para la mujer. Hasta ahora la ciencia ha concentrado el placer sexual en el hombre con productos como el Viagra, Cialis, Levitra, prótesis de pene, por mencionar algunos. “En cambio el producto llamado APGSHOT es el primero para mujer y ha demostrado científicamente el aumento de su gratificación sexual, multiplicando el número e intensidad de sus orgasmos. Entonces, ¿para qué una mujer tiene que fingir un orgasmo o estar con la mente en otro lado si se pueden tener orgasmos múltiples?” El punto “G” El punto “G” es el lugar de mayor erotismo en la mujer. Se encuentra localizado en la pared anterior de la vagina. Fue descubierto en 1950 por el médico Grafenberg y su existencia ha sido comprobada por la Asociación Americana de Sexología. Se sabe que existen diferentes tipos de orgasmos y la mayoría de las mujeres sólo conocen uno, usualmente el frotamiento del clítoris, pero en raras ocasiones la mujer goza de un orgasmo por vía vaginal a través de la estimulación del punto “G”, lográndose entonces la eyaculación femenina. Esta falta de conocimiento ha hecho que algunos hombres no lo busquen y que algunas mujeres no lo perciban. El APGSHOT, a decir de Mateos Vizcaíno, “es resultado de un método científico innovador que rompe con un tabú y permite que algo bueno se convierta en algo maravilloso, ya que incrementa el tamaño del punto ‘G’, y del mismo modo hace que se vuelva mucho más accesible hacia la estimulación. Es un procedimiento rápido, íntimo, indoloro y totalmente seguro. Está aprobado por todas las sociedades médicas y sólo puede ser puesto por un especialista en su consultorio bajo normas médicas y éticas correspondientes”, algo que no siempre sucede con el caso de los varones que, sin la menor supervisión, consumen medicamentos para sobreexitarse. Después de extensos estudios se concluyó que más del 87% de las mujeres incrementaron su vida sexual, teniendo mucha más gratificación y placer durante el coito. La aplicación del producto que aumenta la extensión y grosor del punto “G” se hace por un procedimiento que dura ocho segundos y es totalmente indoloro, consiste en un gel cristalino que se inyecta en el punto “G” en pequeñas cantidades, utilizando una aguja delgada y fina. El gel está patentado, no es de origen animal, es ácido hialurónico tratado para tener una densidad especial, no tiene efectos secundarios y produce los efectos esperados en 97% de los casos. A decir de Mateos, el APGSHOT es para toda mujer que “tiene un funcionamiento sexual normal. Al mismo tiempo es altamente funcional para pacientes que reportan anorgasmia, mujeres con baja estima sexual, parejas interesadas en mejorar su vida sexual, mujeres en etapa de menopausia, mujeres que se quieren formar un criterio propio. En fin, es para todas las mujeres, porque no puede ser que existan gran cantidad de productos médicos para el beneficio de los hombres y hasta ahora sólo exista uno para la mujer”. Según lo establece un boletín, un médico articulista generó una gran discusión al escribir a favor del procedimiento que Mateos Vizcaíno --el único médico en el país que ha salido al paso para promoverlo entre sus pacientes-- efectúa: “El asunto aquí fue que los señores se sintieron un tanto agredidos en su capacidad masculina para sentir que son ellos y no métodos externos los que logren los orgasmos de las mujeres. “Miren, el punto ‘G’ es un tejido eréctil, que se hincha, posee terminaciones muy sensibles a la estimulación sexual, luego entonces el hombre al tener más ‘a la mano’ este punto tendrá ahora que estimularlo de manera adecuada para que su pareja pueda más rápidamente tener sensaciones deliciosas e inesperadas. “Así que no crean chicos que su participación en el goce de las chicas al tocar el polémico punto ‘G’ es nula. Al contrario, la penetración tendrá que ser a fondo y usted irá sintiendo con el roce de su pene el punto, de tal forma que irá sintiendo la forma en cómo deberá estimularlo, pero ya sin la búsqueda inútil que sólo deja a su mujer cansada y con la vagina reseca, y ya sin deseo sexual alguno, porque al final eso es lo que pasa. ¡No más mujeres anorgásmicas por favor!”