En Colima, oposición a un complejo dedicado a Juan Pablo II

jueves, 20 de diciembre de 2012
COLIMA, Col. (apro).- La visita del nuncio apostólico Christophe Pierre a esta ciudad, donde mañana colocará la primera piedra de un complejo parroquial dedicado a Juan Pablo II y a la Reina de la Paz, enfrentará las protestas de vecinos que se oponen a la obra, debido a que se pretende edificarla sobre un parque del fraccionamiento Lomas Verdes. El proyecto arquitectónico del inmueble religioso, que tendrá un costo de 22 millones de pesos, fue presentado públicamente el pasado lunes 17 por el obispo José Luis Amezcua Melgoza, quien informó que el templo tendrá una capacidad para 500 personas. Además, dijo, la obra incluye un edificio administrativo, una casa para sacerdotes, salones para evangelización, auditorio, un millar de criptas mortuorias y 27 cajones de estacionamiento. La obra será construida sobre una superficie de 4 mil 050 metros cuadrados, donada por el gobierno del estado con la aprobación unánime del Congreso local, según el decreto 656 publicado en el periódico oficial “El Estado de Colima” el 3 de octubre de 2009 y modificado el pasado miércoles 12. Gerardo Barba Calvillo, vicepresidente del Comité de Defensa del Parque Lomas Verdes, comentó que la mayoría de las familias inconformes son católicas y no están en contra de la construcción del templo, sino de que éste se levante precisamente en el parque, donde existe un inventario de aproximadamente 300 árboles de diversas especies. Comentó que el parque ya cuenta con una infraestructura de bancas, juegos infantiles, banquetas, luminarias, una fuente y otros ornamentos, todo ello realizado con recursos del erario, por lo que “construir algo sobre una construcción ya existente es irresponsable”, puntualizó. De acuerdo con Barba Calvillo, la obra religiosa no es necesaria en ese lugar, porque a menos de kilómetro y medio a la redonda ya hay tres templos, por lo que la propuesta de los vecinos es realizar la obra en otra zona donde sea más útil y donde cause menos daño al ambiente. Entrevistado al lado de un módulo de recolección de firmas a favor de la permanencia del parque, Gerardo Barba comentó que los vecinos inconformes preparan una protesta pacífica durante la visita del nuncio apostólico Christophe Pierre. Dijo que espera que en las horas previas “les llegue la lucidez a las personas que están manejando el proyecto” y se suspenda el acto de inicio de construcción del templo. “Ojalá que ni siquiera hagan el intento. Creo que es de humanos equivocarse y es de personas maduras corregir y buscar otras opciones”, subrayó. No obstante, añadió, si siguen adelante con la obra, los vecinos “tenemos la intención de hacernos presentes este viernes 21 y manifestarnos con pancartas. No queremos violentar nada, somos personas responsables, pacíficas, católicas la mayoría, simplemente queremos hacer valer un derecho que creo que ya tenemos por el hecho de estar viviendo aquí”. Barba Calvillo se quejó de que hasta el momento el obispo José Luis Amezcua ha mostrado una postura de “cerrazón y terquedad” ante la demanda de los inconformes, además de que las autoridades civiles y eclesiásticas, apuntó, se han manejado con “una falta de sentido común, de sensatez y de responsabilidad”. Sobre el anuncio que hizo el obispo, en el sentido de que 85% de los vecinos están de acuerdo con el proyecto del complejo parroquial, manifestó que la información sobre el asunto se manejó de una manera confusa y originalmente no se proporcionó la información completa, al grado de que algunas personas que habían firmado a favor, ahora de que se enteraron de las dimensiones de la obra ya se sumaron al grupo de inconformes.

Comentarios