Un policía, dos extesoreras del PRI, una "reparte despensas", los nuevos cuadros de EPN

jueves, 17 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Un policía, dos tesoreras del PRI, una “reparte despensas” mexiquense y la esposa de un político fueron favorecidos por el “dedazo” presidencial en los cargos dedicados a la atención a mujeres, indígenas, infantes, migrantes y personas en pobreza extrema, por encima de candidatos con más trayectoria y mejores credenciales. Enrique Peña Nieto designó en el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, el Instituto Nacional de Migración (INM) y el programa Oportunidades a operadores políticos o gente con carrera dentro del PRI, sin experiencia previa en los temas que encabezan. Por lo mismo, enfrentan críticas de expertos en cada ramo. En el caso del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), la favorecida sí tiene experiencia en el rubro, pero es la esposa de un miembro del gabinete peñista. Tres de las designaciones fueron operadas desde la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), dependencia encabezada por la experredista y neopeñista, Rosario Robles. En ese tenor, encabezará el Instituto Nacional de Migración el policía que pasó por el centro de Investigación Nacional (Cisen), Ardelio Vargas Fosado, uno de los responsables de las represiones policiacas en el municipio mexiquense de Atenco (que dejó como saldo un muerto, decenas de torturados y 26 mujeres violadas cuando Peña era gobernador) y en la movilización ciudadana y magisterial de Oaxaca, ambas en el año 2006. Como informó la corresponsal de Proceso en Puebla, Gabriela Hernández, Vargas fue diputado priista y fungió como titular de la Secretaría de Seguridad Pública de esa entidad, donde ha sido acusado de someter por la fuerza las movilizaciones sociales. Ante la designación, el sacerdote Alejandro Solalinde –quien paradójicamente fue galardonado en diciembre por Peña Nieto con el premio nacional de Derechos Humanos– calificó como “una bofetada” para los migrantes y defensores de derechos humanos ese nombramiento. “La designación de un policía implica el mensaje de que en el país los derechos humanos pasan a segundo término y se privilegia la seguridad y la obediencia de Estados Unidos. Hay que quedar bien con ellos”, dijo el famoso coordinador del albergue “Hermanos en el camino”. El Inmujeres será encabezado por Lorena Cruz Sánchez, quien –según informó Cimacnoticias– fue defendida por la titular de la Sedesol, Rosario Robles, como “la candidata del presidente”. Cruz Sánchez fue directora del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social en el Estado de México (Cemybs), mecanismo de la Secretaría de Desarrollo Social de la entidad que sustituyó al Instituto Mexiquense de la Mujer durante la gubernatura de Peña Nieto. Según especialistas, el Cemybs tiene una visión meramente asistencialista. Cabe recordar que el Estado de México tiene malas calificaciones por el elevado número de embarazos de adolescentes, violaciones sexuales y feminicidios. En entrevista con Cimacnoticias, la feminista, exfiscal de Delitos contra las Mujeres y académica de la UNAM, Alicia Pérez Duarte, señaló que el proceso de la designación de Cruz Sánchez fue “oscuro, opaco y carente de información”, luego de que la Junta de Gobierno simuló una consulta ciudadana para conformar la terna de aspirantes. Desde diciembre pasado, las organizaciones feministas intentaron frenar la elección. Incluso, la semana pasada integrantes del movimiento de mujeres circularon un comunicado en el que llamaban al Ejecutivo a construir acuerdos y evaluar con seriedad la trayectoria y aptitudes de las postuladas. Entre las 17 mujeres que se enlistaron para competir por el cargo se encontraban priístas como Dulce María Sauri, Martha Laura Carranza y Alicia Téllez, quienes –señalaron-- calificaban en trayectoria y experiencia varios puntos arriba de Cruz Sánchez, “sin embargo nada importó, ni la terna previamente construida por quienes integran los Consejos Ciudadanos, ni la calificación de perfiles que colocaba en el lugar 14 a la candidata de Peña Nieto, que finalmente con un salto cuántico rebasó los 11 lugares que la separaban de las mejor evaluadas para aparecer en la terna, después de una reunión matutina de las consejeras con Robles”. “Así que –indica una comunicación interna entre organizaciones feministas-- el Instituto Nacional de las Mujeres estará encabezado por alguien de la entera confianza del presidente, que se encargó con mucho éxito del reparto de despensas y pavos en la dependencia del Edomex, misma que no era ni Instituto ni Secretaría de la Mujer, sino una Comisión Estatal de la mujer y el bienestar social”. El nombramiento en la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) también fue muy criticado. El “dedazo” de Peña apuntó a Nuvia Mayorga, quien fue secretaria de Finanzas del estado de Hidalgo durante la gubernatura del actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Mayorga es diputada con licencia en la LXII Legislatura, donde presidió la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública. La etnóloga Margarita Warnholtz señaló en el blog Códices Geek, de Animal Político, que con la designación de una diputada ajena a los pueblos indígenas, Peña Nieto mostró su desinterés en los asuntos indígenas. “Mayorga era hasta ayer diputada federal plurinominal (del PRI) –escribió la egresada de la ENAH–, presidenta de la Comisión de Presupuesto. Antes de eso fue secretaria de Finanzas del gobierno del estado de Hidalgo. Es contadora pública con especialidad en impuestos. No la conozco, probablemente sea muy buena en cuestiones de finanzas, pero definitivamente no tiene nada que ver con los pueblos indígenas, ni por formación académica ni por experiencia profesional, y tampoco pertenece a ningún pueblo indígena”. Otra designación que causó sorpresa fue la de la ingeniera civil, cuadro priista y operadora de Osorio Chong, Paula Hernández Olmos, como titular de Oportunidades, el principal programa de combate a la pobreza de la Sedesol. En el currículo que dio a conocer la dependencia no se menciona trabajo previo de combate a la pobreza. Hernández fue consejera política nacional del PRI, consejera política estatal, delegada especial del CEN en Jalisco y coordinadora de financiamiento privado en la campaña para la gubernatura de Hidalgo de Osorio Chong, en 2004-2005. En la campaña presidencial fue coordinadora nacional de invitados especiales. No son las únicas allegadas a Osorio nombrada en un cargo público. Laura Vargas de Osorio, esposa del secretario de Gobernación, fue designada directora del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Hasta el momento las organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos de la infancia no han manifestado una postura sobre el nombramiento. Del grupo, es la única que tiene experiencia previa en el cargo que estrena. En el sexenio de Miguel Ángel Núñez dirigió el sistema DIF de Hidalgo. Fue responsable del programa de Integración de coordinadoras de Solidaridad y encargada de la Dirección de Desarrollo Regional en la Coordinación I-Pachuca, así como presidenta del Patronato del DIF de Hidalgo de 2005 a 2011, durante la administración estatal de su esposo. Al respecto, la directora de Ririki-Intervención Social, Nashieli Ramírez, señaló en entrevista: “Ella conoce el sistema, ha operado el sistema DIF desde la dirección cuando su esposo era secretario y desde la presidencia honoraria. Su designación puede ser favorable o desfavorable. Va a tener interlocución de otro tipo de nivel que podría ser favorable. Esperemos que tenga ganas de reestructurar y hacer política pública para asistencia social, pero para eso requeriría lograr una institucionalidad más fuerte”.

Comentarios