Fiscalía anticorrupción: a la búsqueda de un Eliot Ness independiente

sábado, 13 de diciembre de 2014
“Queremos un Eliot Ness para México”, dijo el panista Roberto Gil Zuarth en el Senado, el mismo órgano legislativo que podría designar este domingo 14 al primer fiscal anticorrupción de la Federación. Y Juan Miguel Alcántara Soria ya levantó la mano y manifestó su deseo de emular al hombre que llevó a la cárcel a Al Capone, aunque advierte: la Fiscalía debe ser independiente y apoyarse en un sólido sistema legal. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Si el Congreso no aprueba un auténtico sistema legal contra la corrupción y designa un fiscal en la materia sin independencia total, “condición fundamental y primaria para que sea eficaz”, será una burla de la clase política a la sociedad, advierte Juan Miguel Alcántara Soria. “En este tema no puede equivocarse la clase política –alerta el aspirante a fiscal anticorrupción–. Querer abusar, engañar y distraer sería abonar a los límites de la tolerancia de la opinión pública”. La simulación, insiste, no le sirve a nadie. “Ni al propio gobierno. Lo que se generaría sería una nueva frustración y un motivo más de reclamo”. Y ante agravios como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, los fusilamientos del Ejército en Tlatlaya y los escándalos de corrupción en el gobierno del priista Enrique Peña Nieto, anticipa: “Sería la gotita que derrame el vaso”. Militante durante décadas del Partido Acción Nacional (PAN), del cual se distanció en 2000, Alcántara asegura tener la capacidad y experiencia para combatir la corrupción, que define como “un problema endémico que cruza todos los ámbitos del país, incluida la Iglesia”. A sus casi 60 años, el procurador de Justicia de Guanajuato durante el gobierno interino de Carlos Medina Plascencia, dos veces diputado federal y subprocurador general de la República aclara: “Me siento con todas las ganas y capacidad de dejar un legado a mi país y a mis hijos, de haber sido parte de lo que es sólo el principio de solución de este problema endémico”. En entrevista con el reportero, el viernes 12, el abogado por la Escuela Libre de Derecho, doctor por la Universidad Complutense de Madrid y litigante desde que dejó el gobierno de Felipe Calderón, revela que tomó la decisión junto con sus hijos de buscar la Fiscalía, aun con los riesgos, por ejemplo, “de ser desaparecido”. (Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 1989, ya en circulación)