Caso Colosio: la sentencia social ya está dictada

sábado, 22 de marzo de 2014

El último fiscal especial para el caso Colosio, Luis Raúl González Pérez, defiende la investigación “exhaustiva” que llevó a cabo sobre 22 hipótesis en torno al crimen, incluidas algunas muy fantasiosas, con tal de no dejar cabos sueltos. Sus conclusiones, las oficiales, son conocidas: el candidato del PRI fue asesinado de dos balazos por Mario Aburto, quien en calidad de asesino solitario purga sentencia en el penal de máxima seguridad del Altiplano. Sin embargo, admite que la falta de pulcritud de sus antecesores propició muchas dudas en la sociedad, que ya dictó su sentencia…

MÉXICO, D.F. (Proceso).- A pesar de cuatro investigaciones que abarcan más de 100 mil hojas, libros, películas y cuatro tomos de la última indagación, la mayor parte de la sociedad mantiene el escepticismo sobre el autor y las causas del asesinato de Luis Donaldo Colosio. Luis Raúl González Pérez, cuarto y último fiscal para investigar el caso, es consciente de esta incredulidad, pero señala que ésta es producto de las primeras indagaciones, que fueron contradictorias y mal hechas.

“Cuando hay sentencias sociales o colectivas, ni un millón de pruebas pueden revertir una percepción en determinado sentido”, sostiene el exfiscal, que actualmente es director jurídico de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Tras 14 años de no hacerlo, el abogado acepta hablar sobre la investigación más difícil de su carrera como visitador en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y como subprocurador de la Procuraduría General de la República (PGR).

“A veces le toca a uno la chamba del cuetero, al que todos le chiflan, pero con el paso del tiempo muchos ciudadanos se han convencido de la seriedad con la que trabajé”, dice el sucesor de Miguel Montes, Olga Islas y Pablo Chapa Bezanilla como encargado de investigar el caso.

–¿Le hizo la chamba de limpiarle la cara a alguien o se prestó a legitimar una de las hipótesis?

–En lo absoluto. Por eso le digo: en uno o en otro caso, uno va a estar expuesto a opiniones diversas. Pero categóricamente digo: hice mi chamba con responsabilidad, solamente para y en función de cumplir con la Constitución y con la ley, no en función de nadie en particular.

El diputado Manlio Fabio Beltrones, a quien versiones iniciales señalaron de haber torturado a Mario Aburto en las playas de Tijuana, considera que las tres primeras investigaciones fueron, por decir lo menos, “accidentadas” y “deficientes”.

En entrevista por separado, el coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro dice que las pesquisas previas a la de Raúl González estuvieron llenas de “versiones interesadas, rivalidades internas entre los grupos políticos, calumnias y difamaciones que se tiraban simplemente para lastimar prestigios, que dejaron un sabor de boca de gran insatisfacción”.

–¿La investigación no satisfizo los criterios generales de la población y de los sectores políticos?

–Como lo dije, fue tan accidentada la investigación desde el inicio, y luego al paso de varios subprocuradores o fiscales dedicados a esto, que imperaron más las dinámicas de la imaginación o de las medias verdades o mentiras completas alrededor de la tragedia. Si bien esas investigaciones concluyeron de manera sólida, ya venían lastimadas de origen, por lo cual a muchos les dejaron dudas.

–¿Cree que con el paso del tiempo esas dudas se disipen o con la última investigación ya se aclararon todas las dudas?

–Para quienes han tenido la oportunidad de leer las conclusiones del último de los fiscales, que fueron sumamente profesionales y serias, creo que muchas de las dudas se disipan. Pero para quienes no han tenido la oportunidad de hacerlo y solamente han escuchado especies de lo que pasó el 23 de marzo de 1994 en Tijuana, pues prevalecerá la duda por siempre.

(Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1951, ya en circulación)

Comentarios