Camerún: Leones al fin y al cabo

Camerún, primer rival de México en la Copa del Mundo, enfrenta una crisis en su futbol local: el presidente de su federación fue reelecto mientras estaba en la cárcel, a los directivos se les vincula con fraudes a paraestatales, las sanciones se perdonan a contentillo... Pero en el plano deportivo, la Selección de aquel país tiene a figuras como Samuel Eto’o, Alexander Song y Joel Matip, quienes han hecho bien las cosas en Europa. Además, el combinado le arrancó un empate a Alemania, jugando de visitante, en uno de sus amistosos de preparación. MÉXICO, D.F. (Proceso).- Los Leones Indomables de Camerún viajaron a Brasil con una federación descabezada y dividida por pleitos salariales. El 24 de junio de 2013 el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, envió una carta de felicitación a Iya Mohamed, reelegido presidente de la Federación Camerunesa de Futbol (Fecafoot) por cuarta vez. “Su reelección ilustra de forma muy clara la confianza que tiene la comunidad futbolística camerunesa en sus capacidades; ojalá pueda apoyarme, con su amistad y su excelente colaboración, para mejorar nuestro buen gobierno”, escribió un entusiasta Blatter. Cuando el dirigente del balompié mundial mandó su epístola, Mohamed esperaba su juicio internado en la cárcel de Kondengui, el reclusorio de la Secretaría de Defensa ubicado en Yaundé, la capital camerunesa. Se encontraba preso por un presunto desvío multimillonario de fondos que cometió en su calidad de director de la Sociedad de Desarrollo del Algodón (Sodecoton), la tercera empresa más importante del país. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1962 de la revista Proceso, actualmente en circulación.