Por el prohibicionismo, la mariguana es el mejor negocio de los narcos

miércoles, 25 de noviembre de 2015
La ONU y la OEA admiten que no hay cifras precisas sobre los negocios que genera la producción, circulación y consumo de las drogas, pero calculan que las ganancias por esa actividad representaban más del 1% del PIB mundial, calculado en 320 mil millones de dólares anuales. Consultados al respecto, dos especialistas adelantan que, tras los amparos concedidos por la Suprema Corte a cuatro personas para el consumo de mariguana con fines lúdicos, el gobierno debe aprovechar para discutir a fondo sobre las políticas prohibicionistas y abordar el tema económico financiero. MÉXICO, DF (Proceso).- Las cifras sobre el negocio de las drogas en el mundo son difíciles de rastrear, aun para los organismos internacionales. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) señaló en 2003 que las ganancias por esa actividad representaban más del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial; es decir, 320 mil millones de dólares. Una década después, la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), adscrita a la Organización de Estados Americanos, publicó su Informe sobre el problema de las drogas en las Américas, según el cual el tráfico de mariguana genera ganancias anuales por 30 mil millones de dólares en mundo. De ese universo, los cárteles de México se embolsan cerca de 3 mil millones de dólares sólo por el abastecimiento del mercado estadunidense. El director en seguridad del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Alejandro Hope, valida esas cifras. Sostiene que la producción de mariguana es una de las principales generadoras de ganancias para los grupos del crimen organizado en México. Y añade otros datos duros: Los cárteles nacionales obtienen 2 mil 419 millones de dólares por la venta de cocaína en Estados Unidos; 964 millones por la introducción de heroína, y 637 millones por la de metanfetaminas... Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2038 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios