Andrés Massieu, cabildero con ligas en el poder político

sábado, 25 de abril de 2015
Andrés Massieu Berlanga llegó a España en el segundo semestre de 2012 e instaló su despacho de cabildeo frente a la sede de la Audiencia Nacional en Madrid. En menos de tres años, este personaje cercano a los priistas Emilio Gamboa Patrón y Genaro Borrego logró incluir en su cartera de clientes a varias firmas de renombre interesadas en invertir en México. Una de ellas es el Grupo Copisa, que incluso ya amarró un convenio con la CFE, aun cuando está acusado de corrupción en España. MADRID (Proceso).- Una fotografía oficial del presidente Enrique Peña Nieto cuelga de una pared de la sala principal del despacho de MSA Promotores Internacionales, en la calle Prim de esta ciudad, frente a la sede de la Audiencia Nacional. Se trata de una oficina de cabildeo encabezada por Andrés Massieu Berlanga, cuya tarea es ofrecer “ayuda” a pequeñas y medianas empresas españolas y chinas para que inviertan en México. Por lo menos una de las compañías hispanas que representa Massieu Berlanga, Grupo Copisa, especializado en construcción de infraestructuras, ya obtuvo un contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pese a que al conglomerado se le menciona en la prensa de este país como uno de los consorcios implicados en casos de corrupción por el presunto financiamiento ilegal a partidos y gobiernos españoles. Los directivos de Copisa han tenido que comparecer en calidad de imputados en tres causas judiciales muy mediáticas por su calado: el caso Bárcenas, la trama de corrupción que implica al Partido Popular (PP): el caso Pujol, una investigación contra Jordi Pujol Ferrusola –el hijo del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol (1980-2003) –, quien recibía sobornos a cambio de conseguir adjudicaciones de obras y servicios públicos, y por el presunto financiamiento a Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) a través de la fundación Xavier Trias Fargas. Massieu Berlanga desembarcó en España en la segunda mitad de 2012 y comenzó a presumir que su despacho tendría acceso directo en Los Pinos cuando el PRI retornara el poder, según confirmaron dos fuentes consultadas para este reportaje. Y aun cuando Massieu Berlanga explicaba que su hijo Andrés Massieu Fernández iba a ser designado secretario particular de Enrique Peña Nieto –cargo similar al que él ocupó durante la gestión de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994)–, la jugada no le salió, ya que Peña Nieto nombró a Erwin Lino Zárate, quien le maneja su agenda desde que era gobernador del Estado de México. Massieu Fernández obtuvo el cargo de coordinador de Mensaje Institucional de Los Pinos (Proceso 1908). Massieu Berlanga, quien tiene vínculos familiares con la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, es un hombre del sistema y así lo exhibe en las redes sociales, donde luce la fotografía de Peña Nieto, similar a las que tienen las dependencias del gobierno mexicano y sus legaciones. (Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 2008, ya en circulación)

Comentarios