Panteón Rococó sacude a 25 mil fans en el Palacio de los Deportes

domingo, 4 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Panteón Rococó se presentó anoche en el Palacio de los Deportes ante 25 mil almas, en una fiesta de ska que gozó de incesante interactividad y comunión entre la banda y sus fans. Justo a eso de las 21:00 horas apareció el doctor Shenka para ofrecer un extenso recital pleno de alegría y sonidos contestatarios que son del deleite de sus seguidores. Con Arréglame el alma arrancó la pachanga desatándose un slam que no paró durante cerca de dos horas y media que duró la entrega, en congregación de generaciones enteras para poner en alto a esta agrupación de poco más de 20 años de existencia. Random es la voz inglesa del concepto para este concierto, donde la propia fanaticada votó por el set de rolas mediante una aplicación, por lo tanto los fans quedaron totalmente complacidos porque no faltó ningún éxito. Del mismo modo, el Panteón derrochó un despliegue de producción para quedar cerca de su gente y sus integrantes fuesen vistos desde cualquier punto del también denominado “Domo de cobre”, pues el escenario en forma de círculo se encontraba al centro del foro en un formato de 360°. Asimismo, una enorme pantalla sobre el entarimado redondo consentía las miradas, tanto con videos para ver a los miembros ejecutantes del grueso conjunto, así como las ideas políticas y sociales de estos músicos. Tal es el caso del tema Asesinos, durante el cual se veían imágenes de Adolfo Hitler y los expresidentes mexicanos Gustavo Díaz Ordaz o Carlos Salinas de Gortari. Le siguió Marcos Hall y ahí se vio el gigantesco rostro del subcomandante encapuchado del EZLN, Marcos. Vendedora de caricias fue la canción que transformó el ambiente para trasladar a las multitudes hacia a un mundo de vedettes y al estilo de cabaret, donde bailarinas exuberantes amenizaron el momento y que también desató los chiflidos de los machos encantados por las seductoras figuras femeninas. Después de una hora llegó nuevamente la interactividad y el cantante invitó a subir a un fan, el cual fue un niño (Gael) y quien giró una ruleta rusa virtual, en la que a la suerte se eligió un track, quedando así Bailar contigo. Gael pudo seguir sobre el templete con el grupo, y se le vio danzando y haciendo piruetas que aplaudió todo el público, para proseguir con Acábame de matar y No te recuerdo. Ya con más de dos horas en escena llegó entonces Abajo y a la izquierda, así como Toloache pa’ mi negra, pareciendo que con ello terminarían la “fieska”. Fun show prácticamente sin pausas y así regresó Shenka para entonar La dosis perfecta, además de La carencia, a la cual invitaron a sus amigos de la banda Nana Pancha. Concluyeron así en medio de una catarsis generalizada, luego de que el vocalista del Panteón Rococó convocó a un último slam masivo y en dicho oleaje lúdico los presentes se entregaron hasta morir la noche, en cuerpo y alma. (Crónica solicitada a César Muñoz Valdez para proceso.com.mx)

Comentarios