Morelos huele a pacto de impunidad

sábado, 4 de junio de 2016
Las fosas clandestinas de la fiscalía morelense en Tetelcingo son el macabro trasfondo de la campaña del gobernador Graco Ramírez para reposicionarse políticamente. El jueves 2, por ejemplo, festejó con música y bailes tradicionales el arranque de la ampliación de una carretera a menos de 14 kilómetros del “tiradero de cadáveres”. El mandatario perredista no quiere hablar del asunto, pero sigue alardeando de buenos resultados en seguridad pública, con el respaldo del PRD y del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. TETELCINGO, Mor. (Proceso).- El jueves 2 a las 11 de la mañana, mientras en las fosas clandestinas en la comunidad de Tetelcingo, Cuautla, se exhumaba el cuerpo número 100, a 13.9 kilómetros de ahí el gobernador Graco Ramírez encabezaba el inicio de la ampliación de una calle en la comunidad de Oacalco, en Yautepec. El dolor de las familias que continúan llegando a Tetelcingo con la foto de sus familiares desaparecidos y la esperanza en la mirada (“a ver si aparece”) contrasta con el jolgorio y los gritos de las familias y estudiantes “invitados” a la obra de la calle Juan Novoa, en Oacalco. Una banda de vientos y danzas de chinelos enmarcan el discurso festivo del tabasqueño Ramírez, que sin rubor declara que Morelos es “el estado más seguro del país”. El gobernador no ha dicho nada sobre las fosas clandestinas en las que la Fiscalía General del Estado (FGE, antes Procuraduría General de Justicia) inhumó clandestinamente 150 cuerpos, según las familias de víctimas, o 116, según las autoridades. A 12 días de que comenzara la exhumación de los cuerpos, el gobernador de Morelos sólo hizo una referencia forzada al asunto, aunque tuvo al menos dos actos públicos en las cercanías de Tetelcingo. El miércoles 25, dos días después de la reapertura de las fosas, encabezó la entrega de apoyos a algunas familias en el Balneario El Almeal, en Cuautla. “Es una diligencia judicial, pregúntale al fiscal”, respondió al reportero que le preguntó al respecto. Y el jueves 2 fue a Oacalco, donde habló de las bondades de su gobierno: el turismo “se incrementará con la llegada de las nuevas inversiones”, como la del “nuevo parque Six Flags que ya se construye en el Parque Acuático Oaxtepec, abandonado por años”. Esos y los demás días el gobernador ha estado en campaña; incluso ameritó una reprimenda del Instituto Nacional Electoral “por hacer proselitismo en días hábiles”. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2066, ya en circulación

Comentarios