Aborto y diversidad sexual, fuera de la agenda del bloque frentista

sábado, 9 de diciembre de 2017
Las mujeres y la comunidad lésbico gay han bregado durante años para que sus derechos sean reconocidos y respetados. Entre otras cosas, han defendido la práctica del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, temas en los cuales solían tener apoyo del PRD. Pero ahora que éste forma parte de la coalición Por México al Frente, esas banderas desaparecieron de su plataforma. “Se doblegó ante el PAN”, sostienen miembros del colectivo LGBTTTI, el cual se siente descobijado también por Morena y el PRI. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Al evadir una postura sobre el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, los partidos de la ahora coalición Por México al Frente ignoraron totalmente la defensa de los derechos conquistados por las mujeres y por la comunidad lésbico gay, aseguran algunos líderes de esos sectores. Afirman también que el PRD, único partido que había hecho suya la defensa de esos derechos, “traicionó sus principios ideológicos” y “terminó por doblegarse a la agenda conservadora encabezada por el PAN”, también integrado al bloque frentista, junto con Movimiento Ciudadano (MC). Patria Jiménez, luchadora de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual (LGBTTTI), comenta indignada a Proceso: “Al sacarnos de su agenda, el Frente Ciudadano por México ignoró los derechos que logramos conquistar tras muchos años de lucha. Ahora de plano nos quedamos sin ninguna opción partidista para las próximas elecciones”. Mario Rodríguez Platas, del Movimiento por la Igualdad, de Nuevo León, dice al reportero: “En el Frente Ciudadano por México se impuso la agenda de la derecha y del conservadurismo religioso. Hasta el PRD, que anteriormente había defendido nuestra lucha, ahora terminó por doblegarse a la agenda conservadora encabezada por el PAN”. –Ante esto, ¿cómo queda la comunidad LGBTTTI? –Es un golpe durísimo, ya que los partidos políticos nos cerraron todas sus puertas. Tendremos que buscar apoyos en otros lados. La postura del Frente Ciudadano por México es un retroceso histórico, pues no sólo criminaliza a la mujer y ataca a la comunidad lésbico gay. No. Va más allá: significa en general un ataque a las libertades que se han logrado en los últimos años –responde Rodríguez. A su vez, Walter López, vocero del Frente Queretano por el Derecho a la no Discriminación y el Estado Laico, comenta en entrevista: “Otra vez estamos solos. Los partidos políticos nos han dado la espalda, argumentando que no es prioritaria la agenda de la mujer y del movimiento LGBTTTI. Eso quiere decir que no somos prioritarios para ellos, pues nos consideran ciudadanos de segunda, sin plenos derechos”. Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2145, ya en circulación

Comentarios