En riesgo, instalaciones para Terminal de Gas Natural Licuado en Manzanillo: CFE

Colima, Col , 2 de marzo (apro)- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) admitió que existen riesgos que pueden afectar las instalaciones del proyecto de la Terminal de Gas Natural Licuado (TGNL), que se pretende construir en el municipio de Manzanillo
En el Estudio de Riesgo Ambiental entregado a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la paraestatal mencionó que hay dos eventos de riesgo producidos en la planta de almacenamiento de gas LP perteneciente a la empresa Zeta Gas del Pacífico SA de CV que pueden dañar las instalaciones del proyecto, hasta el canal de Tepalcates
Entre los probables daños considerados se encuentra el hecho de que el gasoducto puede sufrir una “desalineación, fractura o cambios forzados de dirección”, aunque en el estudio no se menciona la probable afectación a los vaporizadores o a los tanques de almacenamiento
Ante ello, la Semarnat, a través del oficio SGPA/DGIRA/DG/0175/07 solicitó a la CFE describir los daños que se puedan presentar en las instalaciones del proyecto de la TGNL derivados de los eventos en la planta de Zeta Gas del Pacífico y viceversa, así como las consecuencias de los eventos resultantes
Además, en ambos casos le requirió presentar las medidas de seguridad que se presentarán para minimizar las consecuencias identificadas
En el documento, firmado por el director de Impacto y Riesgo Ambiental, Ricardo Juárez Palacios, la Semarnat pidió también a la CFE presentar información sobre la forma como busca proteger el entorno natural, así como compensar y mitigar los efectos que ocasionaría a los manglares la construcción de la terminal de gas natural licuado
Y le otorgó un plazo de 60 días para entregar la información adicional solicitada, por lo que, en caso de no hacerlo, se declararía la caducidad del procedimiento de evaluación del proyecto en materia ambiental
Así mismo, la Semarnat advirtió a la CFE que mientras no posea la autorización en materia de impacto ambiental, no podrán iniciarse las obras o actividades de construcción del proyecto
Según la dependencia, algunas partes del proyecto se pretenden establecer sobre áreas en las que existe manglar, pero en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) entregada por la promovente no se presenta el cumplimiento de la NOM-022, que contiene las especificaciones para la preservación, aprovechamiento sustentable y restauración de los humedales costeros en zonas de manglar
El argumento de la CFE al respecto es que el proyecto “supone beneficios directos e indirectos, así como permanentes, al mejorar el régimen hidrológico de la laguna”, además de que la especificación 43 de la norma “da la pauta para la ejecución del proyecto, ya que incorpora excepciones, mediante el establecimiento de medidas de prevención, mitigación y compensación”
En respuesta, la dependencia adujo que ese argumento es incorrecto, ya que la excepción a las prohibiciones se refiere a los límites establecidos en únicamente dos numerales, y no aplica a toda la norma
Otra de las deficiencias detectadas en la MIA por parte de la Semarnat se refiere al hecho de que realiza una descripción de la vegetación presente en el sistema ambiental, regional y en el sitio del proyecto, pero “no incluye un análisis del nivel de conservación de cada comunidad o una comparación entre el sistema ambiental regional y el sitio del proyecto”
En ese sentido, la institución solicitó a la CFE realizar un análisis del nivel de conservación en que se encuentra la comunidad vegetal en el sistema ambiental regional, considerando para ello índices de diversidad y de calidad ambiental de los diferentes tipos de comunidades vegetales presentes en el sitio, entre ellos mangle, duna y matorral
Ante la ausencia de información en la MIA sobre las cadenas tróficas, y tomando en cuenta que éstas son indicadores de la calidad y función de un sistema ambiental, la Semarnat pidió calificar las condiciones del ecosistema en la Laguna de Cuyutlán y describir cuáles son las especies clave del sistema ambiental
Tras considerar que un impacto indirecto de la construcción de la TGNL es el cambio de las emisiones atmosféricas provenientes de la Central Termoeléctrica Manzanillo derivados del cambio de combustible y repotenciación dentro de la planta, la dependencia pidió presentar los registros actuales de las estaciones de la red de monitoreo de la calidad del aire de la zona urbana de Manzanillo y una estimación de las emisiones esperadas a partir de los cambios previstos

Load More