“Prácticamente concluida” la investigación del caso López Osuna: Bátiz

México, D F- A tres días de la muerte en circunstancias sospechosas del exdirigente estudiantil, Florencio López Osuna, quien días antes había aparecido en la portada de la revista Proceso a la que dio su testimonio sobre los hechos ocurridos el 2 de octubre de 1968, el procurador de la ciudad, Bernardo Bátiz, sostuvo que la investigación sobre la muerte del exactivista está “prácticamente concluida”

Pese a que el Servicio Médico Forense (Semefo) aún no presenta los resultados de la autopsia, Bátiz aseguró que su muerte “fue por motivos accidentales, naturales y una cuestión cardiaca” También indicó: “es una situación difícil, pero para nosotros ya terminó”

Los estudios periciales preliminares, realizados el fin de semana al cuerpo inerte de López Osuna, revelaron que éste falleció a causa de un paro cardiaco provocado por ingestión de alcohol No obstante, el Semefo informó que las pruebas finales las entregaría en siete días a más tardar

“No hay duda, las pruebas no dejan lugar a dudas, yo hubiera sido el primero en decir que se tuviera un especial cuidado de que se hubiera hecho bien el estudio pericial”, expresó el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal

Sobre la mujer que acompañó a López Osuna al Hotel Museo, donde fue encontrado muerto, el funcionario capitalino indicó que aún no se confirma si ya se logró la detención de ésta

Los medios de comunicación han dado por hecho que ya se localizó a la mujer, pero esa versión no está confirmada, insistió Bátiz y agregó que hablará con el director de la Policía Judicial “para ver si es cierto y, si es así, tendrá que declarar y decirnos qué pasó”

Antes, el funcionario descartó que la muerte de López Osuna tenga tintes políticos; señaló que la cinta videograbada del Hotel Museo muestra que llegó con una acompañante, lo que, a su parecer, desmiente la versión de un asesinato

Sin embargo, el domingo 23, el procurador dejó entrever que el fallecimiento del exlíder estudiantil del 68 y la reciente publicación de 35 fotografías inéditas en la revista Proceso, en las que aparece golpeado, escoltado por militares, hacían pensar que se trató de un crimen político Pero las pruebas, insistió la víspera, indican que “fue una cosa lamentable donde intervinieron el alcohol y una falla cardiaca”

“Las pruebas químicas que se le realizaron al cuerpo señalan que no tenía ningún narcótico que le hubiera causado la muerte de manera intencional o que se les hubiera pasado la mano Se está buscando a la acompañante y hoy (domingo) se le podría localizar”, enfatizó

Pero excompañeros de López Osuna han asegurado que su amigo no era un alcohólico, como hace parecer su deceso; por eso sentenciaron que limpiarían su imagen

El domingo, Bátiz sostuvo que estaría dispuesto a autorizar se le practique otra autopsia al cuerpo del exlíder estudiantil, para disipar las dudas sobre su muerte, pero sólo sí su familia lo aprueba Aún no lo han pedido, dijo

“No me lo han pedido, pero hay posibilidades de revisar las pruebas periciales que se hicieron, y si el cadáver no se ha incinerado es posible hacer otro estudio, no se trata de creer o no creer, y los resultados de las pruebas indican lo que yo he manifestado, pero se pueden hacer otros estudios”, enfatizó el funcionario capitalino

El 21 de diciembre, en la habitación 309 del Hotel Museo fue encontrado el cadáver de Florencio López Osuna, único orador que pudo decir su discurso antes de la matanza del 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas

Según denuncias de los sobrevivientes, el Batallón Olimpia –un grupo de militares vestidos de civil que portaban un guante blanco para identificarse— comenzó a disparar contra los militares que vigilaban la manifestación, para provocar una reacción armada de éstos, lo que derivó en la matanza de Tlatelolco Los gobiernos de José López Portillo y Luis Echeverría siempre negaron la existencia de este grupo paramilitar

Sin embargo, a raíz de la publicación de las fotografías, quedó comprobada la existencia del Batallón Olimpia En la portada del número 1310 de la revista Proceso se muestra la imagen de Florencio López Osuna, golpeado y en ropa interior, luego de que fue capturado y torturado por dicho grupo

Después de ver su imagen en el semanario, el activista, quien se desempeñaba como subdirector de la Vocacional 5, respondió a la convocatoria del mismo y dio su testimonio Se pronunció por “entrarle” al esclarecimiento de lo ocurrido la noche del 2 de octubre de 1968

La última vez que Alma Rosa Hernández, esposa de López Osuna, vio a su marido fue el miércoles 19 de diciembre, alrededor de las 8:00 horas Le dijo que iría a la vocacional y le prometió regresar a las 15:00 horas Nunca volvió

Afuera del Semefo, el sábado 22 de diciembre, un día después del hallazgo del cuerpo del activista, su viuda confesó que tenía muchas dudas sobre el fallecimiento, pues no le constaban las versiones de las autoridades sobre el lugar donde lo encontraron Dijo que llevaba poco más de ocho horas afuera de la PGJDF, sin que le informaran sobre las razones del deceso

“Yo tengo muchas dudas y no sé qué pasa realmente, yo me enteré anoche (jueves 20 de diciembre) a las 10:30 horas Unos agentes llegaron a casa No sé si es verdad o mentira que fuera allí dónde lo encontraron”, señaló

De acuerdo con las primeras investigaciones, el 20 de diciembre, Florencio López Osuna salió de su casa rumbo a la Vocacional 5; por la tarde se reunió con el académico Daniel Cazés y el exdiputado Eliseo Moyao y el locutor de radio UNAM, Salvador Martínez della Roca –excompañeros del Movimiento Estudiantil de 1968– para discutir los pormenores de una mesa de discusión sobre la “guerra sucia” de los años setenta que se presentaría por radio ese día

El encuentro se dio en un restaurante ubicado en Tlalpan López Osuna fue acompañado del diputado perredista Emilio Ulloa, quien tras degustar los alimentos se retiró del lugar

Después del programa radiofónico, los cuatro personajes, acompañados del exsubdelegado en Tlalpan y también exactivista del 68, Alfonso Revilla, se trasladaron a un restaurante japonés

Al término de la cena, Revilla lo llevó al Café Montes, donde después de un rato, lo dejó alrededor de las 00:30 horas A las 5:20 horas, López Osuna pagó 180 pesos por una habitación en el Hotel Museo, al que ingresó con una mujer, y horas después fue encontrado muerto 24/12/01

Comentarios

Load More