Negocian demanda millonaria contra Pemex

México, D F (apro)- El Consorcio Proyecto Cadereyta (Conproca) –integrado por las empresas Siemens, Tribasa y Sunkyon–negocia al interior de Petróleos Mexicanos (Pemex) una demanda internacional, la cual podría caer en manos de un árbitro parisino, relacionada con un adeudo de cerca de 700 millones de dólares que la paraestatal habría dejado de pagar al grupo industrial que construyó la refinería de Cadereyta, en el estado de Nuevo León

De acuerdo con los puntos medulares de la demanda, Conproca exige a Pemex el pago de 700 millones de dólares por concepto de precios unitarios no cubiertos en tiempo y forma por la paraestatal, durante el desarrollo del proyecto y al término de ésta, lo cual ahora puso en serios aprietos a Armando Leal Santana, director de Pemex-Refinación, quien a mediados del 2001 habría hecho firmar el finiquito de la obra al director de Pemex, Raúl Muñoz Leos

Armando Echeverry, coordinador del grupo “Todos por Pemex”, denunció que la refinería de Cadereyta aún no está concluida, lo cual queda demostrado, afirma, con el hecho de que todavía no se pueden procesar productos petrolíferos pesados

Otros trabajos que tampoco están terminados, dice, es el oleoducto que iría de Ciudad Madero, Tamaulipas, Veracruz y Cadareyta, pues diversos problemas con los dueños de la tierra, desatendidos por Pemex, han ocasionado los retrasos de esta obra

A mediados de la semana pasada, según se pudo constatar por dos fuentes distintas, el director de Administración y Finanzas de Pemex, Julio Camelo, habría turnado al grupo de empresarios de Conproca con el director de Pemex-Refinación, Armando Leal Santana, para que atendiera a los demandantes

La reunión habría sido el lunes 6 por la mañana y, por la tarde, habrían sido recibidos por el director de la paraestatal, Raúl Muñoz Leos, para afinar detalles sobre un posible arreglo entre Pemex y los demandantes

Parte de la historia de un presunto fraude millonario en el proyecto Cadareyta es el que desahoga la Procuraduría General de la República (PGR) desde agosto del 2001, luego que la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam) turnara una investigación en contra de exfuncionarios de Pemex –la mayoría del área de refinación–, entre los que destacan Jaime Mario Willars, antecesor de Leal Santana; Roberto Aguilar Sierra, contralor interno; Miguel Eduardo Rivera Nava, gerente de Control, Evaluación y Desarrollo Administrativo de la Secodam, así como Eduardo Vergara Cabrera, exsubdirector de Proyectos

Estos y otros funcionarios –según la investigación– habrían entrado en contubernio con los empresarios de Conproca para elevar al máximo los llamados precios unitarios de la obra de Cadareyta

E incluso habrían sugerido a los empresarios –de acuerdo con la investigación– pagar los adeudos, muchos de ellos no justificados, sólo a través de una demanda internacional

Por esa y otras razones, Jaime Mario Willars, exjefe de Leal Santana, fue acusado de “traición a la patria”

Hasta el momento, la investigación está detenida en la PGR, pues fue rebasada por la indagatoria que realizó la Unidad Especial contra el Crimen Organizado (UEDO), por el presunto desvío de mil cien millones de pesos de Pemex hacia el sindicato, y de éste al PRI para financiar la campaña de Francisco Labastida Ochoa, entonces candidato presidencial17/05/02

Comentarios

Load More