En torno a la “guerra sucia” el AGN tiene mucho que dar, dice su directora

México, DF – Los medios de comunicación apenas han divulgado el 01% de los documentos que posee el Archivo General de la Nación en torno a la “guerra sucia” y que hasta hace unas semanas estaban en poder del gobierno federal La directora del AGN, Stella María González Cicero, destacó que estos archivos aún tienen mucho que dar y que se requerirán varios años para investigarlos a fondo

En entrevista, la funcionaria comentó que la información que el gobierno federal puso a disposición del público en el AGN tiene mucho que aportar, “muchas sorpresas” que el investigador paciente e informado puede descubrir

El 18 de junio pasado, el presidente Vicente Fox abrió formalmente el acervo documental que la Secretaría de la Defensa Nacional y el Cisen tenían bajo resguardo hasta este sexenio Estos documentos, según ha destacado el gobierno federal, contienen información hasta ahora inédita en torno a la guerra sucia de los 70 y 80, de la matanza de Tlatelolco en 1968 y de la masacre del 10 de junio de 1971, entre otros eventos del pasado

Sin embargo, el semanario Proceso informó, en su número 1337, que al menos en lo que respecta al 2 de octubre de 1968, la Sedena no envió al AGN ningún documento revelador De las 486 cajas que dicha dependencia entregó para ser puestos a disposición del público, apenas nueve tienen alguna información relacionada con el movimiento estudiantil, la cual presenta grandes lagunas

Entre los documentos enviados por la Sedena se encuentra el libro “La realidad de los acontecimientos de 1968” escrito por el General Luis Gutiérrez Oropeza, quien fue jefe del Estado Mayor Presidencial en ese entonces

También, informes emitidos por la empresa Buró de Investigación Política que están claramente sesgados en favor del Ejército Uno de estos informes, fechado el 7 de octubre de 1968, apunta que el 2 de octubre hubo “pistoleros estudiantiles” que dispararon a la multitud y provocaron que el Ejército abriera fuego Todos los muertos, dice “fueron muertos por los propios estudiantes”

González Cicero apuntó que el investigador interesado en estos documentos deberá contar con mucha paciencia Puede pasar que el primer día se encuentre el documento que se desea o puede transcurrir un año para localizarlo, advirtió

Al interrogarle sobre las “sorpresas” contenidas en los documentos referidos, la funcionaria no mencionó nada en particular, sino que dijo que pudieran hallarse datos con una visión de la historia o un concepto

La funcionaria inauguró el lunes la exposición “Los documentos públicos como fuentes para la historia”, en el Salón Hispanoamericano de la SEP29/07/02

Comentarios

Load More