Sicilia pide perdón a migrantes centroamericanos por agravios en México

CIUDAD HIDALGO, Chis. (apro).- La Caravana del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que encabeza Javier Sicilia suspendió, por cuestiones de seguridad, el acto programado en Tecun Uman, Guatemala, no obstante, en el puente fronterizo de Ciudad Hidalgo, Chiapas, les pidió perdón a los inmigrantes centroamericanos por todos los maltratos cometidos en su contra en territorio mexicano.

“Venimos a la frontera a pedirles perdón por todos los maltratos; no podemos permitir humillaciones a los extranjeros; hacemos esa exigencia a los gobiernos, no podemos permitir que nos humillen”, afirmó el poeta Javier Sicilia ante unas dos mil personas que se congregaron en el puente internacional.

El poeta encabezó una marcha por esta ciudad fronteriza azotada por el crimen organizado y llegó al puente internacional para encabezar un mitin que fue calificado como “El Acto del Perdón”.

Antes de llegar a la línea fronteriza el equipo de la caravana evaluó la realización del acto en Tecum Uman y decidió no realizarlo por cuestiones de seguridad. Esto es, porque el poeta trae un equipo de escoltas armados que tienen la orden de no dejarlo solo en ningún momento, menos en una zona de alto riesgo, como es esta ciudad, por donde cruzan miles de inmigrantes que tienen como destino Estados Unidos.

De acuerdo con integrantes del equipo de Sicilia, fue mejor realizar el evento en el puente fronterizo, a donde llegaron desde la mañana representantes de diversas organizaciones sociales, campesinas e indígenas de Guatemala que denunciaron múltiples violaciones de derechos humanos de bandas criminales, principalmente de “Los Zetas”, y de autoridades mexicanas.

Estas denuncias se centraron en el testimonio de una profesora hondureña de 45 años, Camila Meléndez, quien dijo que un “pollero” y autoridades mexicanas quisieron violarla hasta que fue rescatada por el sacerdote Alejandro Solalinde.

“Le queremos decir a Felipe Calderón y al crimen organizado: ¡Por favor, ya basta de jodernos a todos los migrantes!” gritó la profesora Meléndez en medio de los aplausos.

Después de escuchar el testimonio, Sicilia dijo a los inmigrantes: “Venimos a decirles a nuestros hermanos del sur, a los centroamericanos, que nos perdonen por no haber levantado la voz antes. Por no detener la muerte y el secuestro. Queremos decirles que nos da vergüenza que ustedes empiecen en territorio mexicano no un sueño, sino un calvario”.

En el puente Suchiate II “Rodolfo Robles”, el escritor dijo que a los mexicanos nos dan “vergüenza e indignación los actos despreciables de bandas de asesinos coludidos con agentes del Instituto Nacional de Migración”.

Acusó al INM, dependiente de la Secretaría de Gobernación, de ser una institución “fruto del cinismo y la complicidad con el crimen organizado, como ejemplo de la impunidad y la corrupción”.

Frente a los miles de mexicanos e inmigrantes de Centroamérica reunidos en el puente internacional, Sicilia acusó a los “señores de la muerte” de ocasionar las miles de muertes y secuestros; y dijo que el perdón debería pedirlo el gobierno mexicano.

Nunca antes se había realizado un mitin en el puente internacional en defensa de los inmigrantes centroamericanos. Las diversas organizaciones guatemaltecas, como la Coordinadora de Convergencia Nacional Maya, lanzaron vivas a México y Guatemala; y se unieron a la Caravana por la Paz que encabezan Javier Sicilia y varias decenas de familias de víctimas.

Horas antes, luego de agradecer la bienvenida, en Tapachula, el poeta insistió en que la esperanza de los pueblos de México alumbra el camino en el proceso de transición democrática.

“Después de lo que hemos pasado en todos los estados, agradecemos a las personas que nos acogen porque no queremos la guerra ni las humillaciones, vamos sensibilizando los dolores del norte y del sur porque queremos impulsar el amor. Hagamos la paz en esta patria desgarrada, donde nos podamos apoyar”, puntualizó.

En el parque central de esta ciudad, unas 10 organizaciones políticas y sociales, así como de las parroquias de Ciudad Hidalgo y Arriaga, dieron a conocer el posicionamiento en su encuentro con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, donde hicieron saber que Chiapas, como parte de la frontera sur, es una zona de creciente violencia contra hombres, mujeres y niñas o niños que se convierten en objeto de las bandas delictivas para la trata de personas o el tráfico de drogas.

La Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ-CNPA-MLN), la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA), Totikes, Frente Campesino de Chiapas, Unión Campesina del Sur, entre otras, resaltaron que es evidente la incapacidad gubernamental para garantizar un trato digno para los inmigrantes.

“La trata de personas es el esclavismo forzado que da grandes retribuciones al crimen organizado; pero no entendemos cómo en esta frontera sur con Guatemala, de apenas mil 200 kilómetros y 175 con Belice, es más fácil circular mercancías que personas; esto no se puede explicar, sin una investigación a fondo de la presumible relación entre las instancias operativas institucionales y las bandas delictivas.

En relación con esa problemática, el consejero de la Comisión de Atención al Migrante de Chiapas, Mauricio Mendoza Castañeda, reveló que en lo que va del año han rescatado a 88 víctimas de la trata de personas en 14 municipios al desintegrar 30 bandas dedicadas a ese ilícito.

Destacó que por el delito de trata de personas fueron detenidos dos delegados del Instituto Nacional de Migración, de Cacahoatán y Ciudad Hidalgo, así como cinco funcionarios del fuero común.

Reconoció que debido a que en Chiapas hay por lo menos 200 pasos informales, consideró necesario establecer un pacto mesoamericano para reducir este ilícito y atacar a los enganchadores, de lo contrario, va a seguir ese grave problema”, puntualizó.

Mendoza Castañeda explicó que lo que se propone es que se cambie la visa por un documento de identificación mesoamericano o de tránsito para combatir este problema de la trata de personas en sus dos modalidades: la explotación sexual y la laboral infantil.

Detalló que menores de edad centroamericanos son explotados laboralmente de día; y de noche, prostituidos a cambio de un salario que oscila entre 40 y 50 pesos. Además, muchos de ellos, son sometidos a tratos crueles e inhumanos.

Por la noche, en el parque central de esta pequeña ciudad famosa porque de aquí salía el tren de los inmigrantes llamado “La Bestia” –que dejó de operar en 2005 y que reiniciara en enero sus viajes– se realizó un acto para cerrar la visita de la Caravana por la Paz que, en su quinto día de recorrido por el sur, lleva más de mil 200 kilómetros recorridos.

Comentarios

Load More