Se topa AMLO con la indiferencia de aseguradoras

MÉXICO, D.F. (apro).- Por primera vez en lo que va de su campaña, Andrés Manuel López Obrador se topó con un auditorio indiferente, frío y, por momentos, desafiante, durante su participación en la XXII Convención de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros en el Centro Banamex de esta ciudad.

A diferencia de lo que sucede en la mayoría de sus eventos de campaña, esta vez el candidato del Movimiento Progresista fue recibido y despedido con total indiferencia por sus anfitriones.

El pesado ambiente que se respiraba en el auditorio fue roto por un empleado que gritó a todo pulmón cuando el tabasqueño se encaminaba hacia la puerta de salida: “¡Vamos con Andrés Manuel López Obrador!”.

De principio a fin, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal trató de convencer a los ejecutivos de las principales aseguradoras del país de sus propuestas de gobierno, sin encontrar eco.

Por el contrario, sus anfitriones lo confrontaron en todo momento, sobre todo cuando López Obrador delineó su proyecto para dotar de una pensión a 5 mil adultos mayores. Explicó que con la eliminación de privilegios fiscales y abatiendo el gasto corriente se ahorrarían 65 mil millones de pesos que se destinarían a financiar ese programa.

–Ya tengo hecha la cuenta–, dijo a sus interlocutores.

Los aseguradores sólo sonrieron.

–Si, si, replicó el tabasqueño.

Los ejecutivos de las aseguradoras mantuvieron la misma actitud.

“Financiar este proyecto no es gasto es inversión”, enunció el tabasqueño ante la mirada atónita de los representantes de Metlife, Banorte, GNP, Seguros Ana, Argos, Seguro Azteca, entre otras.

Antes de terminar con su ponencia, en la que enumeró las propuestas de campaña repetidas en mítines, plazas públicas y reuniones con pequeños y medianos empresarios, estudiantes y otros sectores dirigidas a la gente –calificadas por sus opositores como discurso caduco–, López Obrador pidió a los ponentes apostarle a gobernar de su lado junto con el sector público y el social porque, agregó, “está en juego el futuro del país”.

Al ser cuestionado sobre el rechazo al seguro obligatorio cuando fue jefe de gobierno capitalino, entre el año 2000 y el 2005, ofreció revisar el caso. Incluso, subrayó que no está ofreciendo un gobierno de ocurrencias.
El auditorio respondió con una expresión de recelo.

“En ese entonces se vio que no era viable porque no convenía a la mayoría de la población. Ofrezco revisar este asunto. No se trata de un gobierno de ocurrencias. Miren cómo nos ha ido. Todo lo que ustedes propongan y sea para el beneficio del país lo vamos hacer. Si lo que proponen es para el bienestar general se va a aceptar. Soy hombre de palabra”, estableció.

Al terminar su participación, que se acortó porque el invitado llegó tarde, López Obrador abandonó el salón sólo.

Ni siquiera lo acompañó Manuel Aguilera Verduzco, presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas.

En breve entrevista, el candidato del Movimiento Progresista comentó que le fue bien con los empresarios y aclaró que no escuchó las expresiones de rechazo a sus propuestas de campaña.

Comentarios

Load More