Graco no es el PRD, ataja Zambrano ante coqueteos con EPN

MÉXICO, D.F., 13 de agosto (apro).- El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, desestimó la postura vacilante de Graco Ramírez, gobernador electo de Morelos, quien ha reconocido al priista Enrique Peña Nieto como ganador de la elección presidencial del 1 de julio, aun cuando el proceso no ha sido calificado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“¡El partido no es Graco!” Ramírez, atajó Zambrano al ser cuestionado sobre los deslindes que el senador perredista con licencia ha hecho respecto a la elección presidencial.

En varias ocasiones, Ramírez prácticamente ha avalado el triunfo del priista Enrique Peña Nieto, pese a que el proceso está impugnado y la izquierda pidió la invalidez de la elección por inequitativa, destacó que se refería al proceso de impugnación.

“Graco, lo que ha dicho es el asunto sobre si hay un interinato o no pues depende de lo que resuelva el tribunal, pero el partido no es Graco, el partido, institucionalmente, está representado por Jesús Zambrano”, destacó en entrevista para Apro.

Zambrano sostuvo que no están dejando sólo a Andrés Manuel López Obrador en la impugnación porque les asiste la razón al denunciar lavado de dinero en la campaña de Peña Nieto, pues se destinaron millonarios recursos para la compra del voto.

No obstante que durante la campaña presidencial López Obrador le levantó la mano a Graco Ramírez en señal de triunfo en un mitin en Morelos, a pesar de las diferencias y los comentarios despectivos del morelense hacia el tabasqueño desde el 2006 hasta antes de la elección, después del cuestionado proceso electoral Graco ha sido vacilante en el apoyo al tabasqueño.

Primero se desmarcó y luego dijo que su apoyo era “total y sin reservas”. En el PRD trascendió que Zambrano le pidió cerrar filas y cerrar la boca. El 27 de junio participó en el cierre de campaña de López Obrador.

El 31 de julio declaró: “Yo me congratulo y estoy muy contento que mi partido, el PRD, optó por la línea de diálogo en su último Consejo Nacional, eso fue lo que resolvió y lo que yo defendí”, destacó y rechazó la postura de López Obrador sobre el nombramiento de un presidente interino en cado de declararse la invalidez de la elección presidencial.

El 13 de julio pasado Graco asistió a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que esa tarde emitió un pronunciamiento que avala el triunfo del priista Enrique Peña Nieto en la elección presidencial. Graco fue acompañado del mandatario saliente, el panista Marco Antonio Adame.

Un mes después, este 13 de agosto, Graco Ramírez se deslindó de López Obrador. “Como yo sí quiero que seamos gobierno con toda certeza en el próximo 2018, yo espero que tengamos desde ahora una actitud responsable por la gobernabilidad del país”, declaró.

Asimismo, aseguró que el miércoles 15 de agosto se reunirá con diputados y gobernadores electos del PRD en Acapulco, donde se podrían aprobar el Acuerdo por México para incidir en la agenda nacional y no aislarse como en el 2016.

“Creo que la decisión va a ser atenernos a lo que el tribunal diga y a partir de ahí trabajar por el país. Ese va a ser el documento que quizá aprobemos y esto va a hablar de una izquierda que va a actuar con mucha responsabilidad y de manera muy constructiva por México y por honrar el voto que nos dieron”, destacó.

Para matizar, dijo: “Enrique Peña Nieto llega en condiciones muy difíciles como presidente, no era el día de campo que iba a tener… No abandonamos a Andrés Manuel por supuesto, pero no vamos a ir más allá de lo que hicimos, un presidente legítimo, un presidente verdadero y no verdadero, esas cosas no vamos a hacerlas”, explicó, aunque él nunca reconoció la llamada presidencia legítima de López Obrador.

Comentarios