Tabasco: llama Arturo Núñez a aprovechar nuevo ‘boom’ petrolero

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador electo, el perredista Arturo Núñez, confirmó que asistirá a la toma de protesta del priista Enrique Peña Nieto como presidente de la República.

Además, hizo un llamado al sector empresarial para que no desaproveche el nuevo boom petrolero en la entidad, con el hallazgo del megayacimiento en el pozo Navegante 1.

Núñez Jiménez dijo que acudirá a la Cámara de Diputados federal para la investidura de Peña Nieto como presidente de la República y también al acto en Palacio Nacional, donde el mexiquense prevé emitir un mensaje.

En reunión con socios de la Coparmex-Tabasco, el mandatario electo convocó a que un nuevo auge petrolero no les tome por sorpresa y se desaproveche la gran oportunidad de utilizarlo para impulsar el progreso de la entidad.

Sostuvo que si Petróleos Mexicanos (Pemex) es indudablemente una palanca del desarrollo nacional, en mayor medida debe serlo regionalmente.

Este nuevo boom petrolero que puede vivir la entidad debe hacer que la paraestatal incremente sus compras nacionales y locales, coadyuvando así a detonar nuestra economía, planteó a los empresarios.

Arturo Núñez detalló que Pemex tiene tres proyectos que involucran a la entidad: el Litoral Tabasco, de extracción de hidrocarburos en costas tabasqueñas; Campos Maduros, que prevé volver a perforar pozos abandonados en tierra, así como el programa permanente de nuevas exploraciones.

También resaltó que el descubrimiento del megayacimiento Navegante 1, campo con una extensión de alrededor de 87 kilómetros cuadrados, ubicado en el municipio de Nacajuca, a 20 kilómetros de esta capital, pone a los tabasqueños ante la gran oportunidad de apuntalar la economía estatal.

“Sería imperdonable que después de dos auges petroleros perdidos, el de los años 50 y el de los 80, también éste fuera desperdiciado”, señaló.

Núñez Jiménez, que el próximo 1 de enero sustituirá al priista Andrés Granier Melo, delineó a los socios del organismo patronal la relación que su gobierno entablará con Pemex, a la que –adelantó– no se verá sólo como donador o indemnizador, sino como cliente.

“Queremos que invierta, que amplíe su catálogo de proveedores locales, que pague impuestos al estado y a los municipios, que genere más empleos para nuestra población”, definió.

Arturo Núñez adelantó que, obviamente, como gobierno harán lo que les corresponda para que Pemex y las empresas que trabajan en su entorno encuentren las condiciones óptimas para su labor, desde la seguridad para sus instalaciones y empleados, hasta la eliminación de la tramitología administrativa  y la certeza hidráulica.

En su más reciente reunión con Juan José Suárez Coppel, director general de Pemex, Núñez Jiménez dijo que hizo la propuesta de una alianza con el gobierno estatal para la cogeneración de energía, aprovechando los excedentes de gas que actualmente se desperdician con su combustión.

De concretarse este proyecto serían los municipios los directamente beneficiados en sus cuotas por consumo de luz eléctrica, planteó, para luego expresar su entusiasmo de que en el mediano plazo el puerto de Frontera pudiera reactivarse, tanto con inversión de Pemex como de capital privado que explora la posibilidad de instalar astilleros en este que es considerado el puerto más seguro del Golfo de México.

En la reunión, los socios de la Coparmex presentaron al gobernador electo la “Agenda para impulsar el sector petrolero en Tabasco”.

El presidente del organismo patronal, Daniel Vázquez Díaz, la resumió en cuatro puntos:

Fortalecimiento de las empresas locales; un ecosistema del sector energético; participación activa y decidida del gobierno estatal en la gestión al más alto nivel a favor de las empresas tabasqueñas, y la creación de un consejo mixto público y privado para el fortalecimiento del sector petrolero en la entidad.

Comentarios

Load More