Exige PAN cesar a funcionarios por negligencia ante alerta climática

MÉXICO, D.F. (apro).- Un día después de la autoexculpación del gobierno de Enrique Peña Nieto en la catástrofe que acumula ya 147 muertos y miles de damnificados, el Partido Acción Nacional (PAN) exigió el cese de los titulares de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, y del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), José María Tapia Franco, por negligentes.

El presidente del PAN, Gustavo Madero, informó que tras una “revisión cuidadosa de los documentos oficiales disponibles y de una consulta con especialistas en temas de cambio climático, protección civil y sistemas hidrológicos”, se concluyó que hubo autoridades federales y estatales que no actuaron de manera preventiva ante el desastre que se previó.

Aunque reconoció que las autoridades de la Secretaría de Gobernación emitieron alertamientos, no se procedió conforme a los protocolos previstos, por lo que hubo al menos 147 muertos, y acusó: “Una investigación exhaustiva debe determinar si algunas de las personas fallecidas lo fueron por falta de estas alertas”.

Madero identificó como responsables a Puente, quien ayer aseguró que el gobierno federal emitió oportunamente los alertamientos, y a Tapia Franco, quien desde el 13 y el 15 de septiembre se dedicó a beber y apostar en Las Vegas.

“Nosotros creemos que el titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil no cumplió con su responsabilidad al frente de esta Coordinación, y deberá seguir habiendo mayores deslindes e investigaciones”, expresó el presidente del PAN.

Añadió:

“Lo que no hubo es la actuación de los responsables, las cabezas de estas instancias de coordinación, para evitar los desastres, sobre todo la pérdida de vidas humanas. Deben ser evaluados para saber si deben o no permanecer al frente de sus dependencias, puesto que no cumplieron con sus protocolos”.

En conferencia de prensa, Madero explicó que las autoridades federales disponían de información sobre el fenómeno que después se llamaría Manuel, desde el 12 de septiembre, y si bien se emitió la primera alerta un día después, a las 11:30 horas, no se tomaron las medidas que la propia alerta recomendaba, como la zona de “máxima atención” entre Acapulco, Guerrero, y Lázaro Cárdenas, Michoacán.

“Entonces, información sí había”, puntualizó el panista, quien hizo ver que una cosa son las alertas y boletines entre las autoridades, pero no se informó a la sociedad.

“¿Qué empezaron a hacer con esta información? Ya tenemos los boletines, y bien nos dicen: ahí están los boletines, sí hubo alertamientos. ¿Pero dónde los conoció la sociedad? ¿Dónde mandaron estas informaciones a los medios de comunicación? ¿Dónde informaron en las casetas a los viajeros que iban en la carretera a Acapulco: Oye, ya tenemos alerta amarilla en Acapulco?”.

Conforme al “seguimiento minuto a minuto de cómo se fue desarrollando la información y la conformación de este fenómeno”, el PAN concluye que  es evidente la “falta de actuación de la autoridad y una falta de información a la población”.

Madero refirió que en la instalación del Grupo Interinstitucional se reunieron varias dependencias del gobierno federal, pero no hay evidencias de actuación en varias de ellas.

“De hecho, la Secretaría de Turismo, Capufe (Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos), no informan sobre lo que está sucediendo, pero tampoco la Comisión Federal de Electricidad”, subrayó.

Comentarios

Load More