Activismo de mujeres, crucial para el movimiento del 68

MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- Durante la conmemoración del 45 aniversario del movimiento estudiantil de 1968, mujeres integrantes del Comité 68 recordaron la importancia de su participación y activismo dentro de las brigadas y comités que las llevó a experimentar un cambio en su comportamiento, involucrando mayor liderazgo.

A esta histórica convocatoria comenzaron a arribar en punto de las 15:00 horas los grupos de ciudadanos, quienes con pancartas se preparaban para marchar pacíficamente detrás del contingente principal de las y los sobrevivientes del movimiento del 68.

Entre quienes llegaron al punto de partida de la marcha en la que rindieron homenaje a los estudiantes que perdieron la vida en las manifestaciones de 1968, se encontraba Lucía Castillo Luna, sobreviviente de esos hechos, quien en entrevista con Cimacnoticias recordó que a sus 23 años, cuando era estudiante de la Facultad de Medicina y Zootecnia de la UNAM, decidió emprender su activismo.

El detonante para que Lucía se integrara a los comités de lucha en los que participó como brigadista hasta el 28 de septiembre de 1968 –día en que recuerda, elementos del Ejército la capturaron en Ciudad Universitaria junto con otros estudiantes que fueron obligados a rendir honores a la bandera y entonar el himno nacional en la explanada de Rectoría– fueron los golpes que recibieron algunos estudiantes en la plaza de la Ciudadela, ubicada en el Centro Histórico de la ciudad.

Luego de la detención en Ciudad Universitaria, continúa, fue trasladada a una casa de seguridad donde permaneció durante cinco días y fue víctima constante de violencia psicológica al amenazarla con “matarla” o “desaparecerla”; al final la trasladaron a la Laguna de Salazar, cerca de la Marquesa, en la que fue liberada junto con otros estudiantes quienes fueron ayudados por personas de esa comunidad para regresar con su familia después de cinco días de búsqueda.

Tras su liberación, mencionó la activista, vivió un estado emocional de mucha tensión, lo que le impidió asistir a la manifestación que convocó el Consejo General de Huelga, en Tlatelolco.

Lucía recuerda este episodio de su vida como de “liberación”, ya que se volvió más directa y más independiente, incluso dentro del movimiento.

Luz María Núñez también fue parte del Comité 68. Recordó que muchas mujeres de varios estados de la República, como Oaxaca, Baja California y Veracruz, que llegaron becadas a la Ciudad de México para estudiar Química junto con ella en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), participaron en el movimiento porque no querían la privatización de la educación en México.

Actualmente radica en Chiapas, pero cada 2 de octubre viene a la Ciudad de México para conmemorar junto con sus compañeros,  a las y los estudiantes asesinados en el movimiento en el que ella también participó.

Eran las 16:00 horas cuando los integrantes del Comité  68 dieron inicio a la marcha. Durante el recorrido entonaron consignas como “De norte a sur, de este a oeste, ganaremos esta lucha, cueste lo que cueste” “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, y la tradicional goya universitaria. Todo transcurría en un ambiente de aparente tranquilidad, a pesar de las vallas de granaderos que los estuvieron custodiando en todo su trayecto y de ciudadanos que se detuvieron a observar e incluso a levantar el puño en señal de apoyo.

Así fue como el contingente fue sumando participantes hasta llegar a la avenida Hidalgo, atrás del Palacio de Bellas Artes, en el que tuvieron un acercamiento con miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a quienes dedicaron esta marcha y mostraron su apoyo a la lucha que sostienen desde mediados de agosto. La CNTE se incorporó a la marcha.

A las 17:30 horas, los integrantes del movimiento ingresaron al Paseo de la Reforma en dirección al Ángel de la Independencia donde se tenía previsto un mitin de cierre, sin embargo, los disturbios registrados en avenida Hidalgo y Paseo de la Reforma, entre otros puntos, terminaron con la marcha pacífica de cada 2 de octubre.

Comentarios