Hallan cadáver de joven detenido por elementos de la Marina

Militares resguardan la escena de un asesinato en Monterrey, Nuevo León. Foto: Víctor Hugo Valdivia Militares resguardan la escena de un asesinato en Monterrey, Nuevo León. Foto: Víctor Hugo Valdivia

MÉXICO, D.F. (apro).- Dos meses después de su detención por parte de elementos de la Secretaría de Marina (Semar), Armando Humberto del Bosque Villarreal fue hallado muerto por un grupo de cazadores que transitaba cerca del campamento de los marinos en la comunidad de Colombia, municipio de Anáhuac, Nuevo León.

El caso de Humberto del Bosque forma parte de las denuncias presentadas por el presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL), Raymundo Ramos, sobre abusos cometidos por fuerzas castrenses, entre ellos la desaparición forzada de cuatro jóvenes (revista Proceso, 29 de agosto de 2013)

En entrevista telefónica, el defensor acusó a la Procuraduría General de la República (PGR) de mantener un “patrón sistemático de protección hacia efectivos castrenses”, debido a que no realizó la búsqueda del joven nuevoleonés –cuyo cadáver fue localizado el pasado jueves 3–, pese al cúmulo de evidencias que presentó la familia de la víctima.

El 3 de agosto pasado, efectivos de la Semar bajaron por la fuerza de su vehículo a Del Bosque Villarreal y posteriormente lo llevaron a su campamento, en la comunidad de Colombia, luego de que el joven acudió a la comandancia de policía para interponer una queja contra un vecino por una trifulca previa. La detención fue negada por los marinos.

No obstante, el padre de la víctima, Humberto del Bosque Gutiérrez, testificó el hecho, y los policías municipales también emitieron un parte para notificar al secretario de Seguridad Pública de Anáhuac, Alfredo Grande Barrera, que el joven y su automóvil, un Ford Mustang modelo 2000, quedó a disposición de los marinos.

“Hasta ahora los marinos han sostenido que criminales con uniformes y vehículos clonados se llevaron Armando, versión inverosímil por las pruebas que hemos presentado y que obligaron a la PGR a darle calidad de averiguación previa a la indagatoria después de un mes de tenerla como acta circunstanciada”, denunció Ramos.

El abogado acusó a la PGR por no investigar los hechos, toda vez que fueron cazadores quienes descubrieron el automóvil y los restos de Armando Humberto, a cinco kilómetros del campamento de los marinos.

“Don Armando fue a Monterrey a reconocer los restos, pero se los entregarán hasta este miércoles 9. El caso pasó de ser una desaparición forzada a una ejecución extrajudicial, pero hasta ahora no hay ni un solo marino detenido por los hechos, lo que habla de un patrón sistemático de protección institucional que se instituyó con el presidente Felipe Calderón y ahora continúa con el gobierno de Enrique Peña Nieto. Todo parece indicar que la orden es que las fuerzas armadas pueden hacer lo que quieran sin que haya un límite para ellas”, subrayó.

El presidente del CDHNL señaló que si bien el jueves 3 de octubre fue localizado el cadáver de Del Bosque Villarreal, “hasta ahora no conocemos el resultado de la autopsia, información que mantienen oculta a los familiares y a los coadyuvantes, es decir, la PGR no es una autoridad colaboradora, sino que pretende ocultar las evidencias que involucren a miembros de la Marina”, apuntó.

Asimismo, recordó que días antes de la detención de Armando del Bosque, elementos de la Marina capturaron el 29 de julio a José de Jesús Martínez Chigo y Diana Laura Hernández, y un día después aprehendieron a Raúl David Álvarez Gutiérrez, todos en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

“Tememos que el destino de estos jóvenes sea el mismo que el de Armando, y en estos casos la PGR tampoco ha reaccionado, a pesar de las evidencias que hemos presentado señalando a los marinos. (La PGR) no le da valor a los testimonios, pese a la contundencia y claridad”.

Remató:

“Una vez más se pretende proteger a los violadores de derechos humanos”.

Comentarios

Load More