Indulto presidencial no acaba con lucha por libertad de indígenas: Patishtán

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Luego de permanecer 13 años en prisión, el maestro tzotzil Alberto Patishtán llegó este sábado a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde dijo que la lucha por la libertad de los indígenas encarcelados injustamente no acaba con el indulto presidencial.

El 31 de octubre pasado, el presidente Enrique Peña Nieto confirmó su decisión de indultar a Patishtán Gómez y notificó su libertad inmediata.

Patishtán llevaba 13 años y cuatro meses en prisión, como parte de una sentencia de 60 luego de ser acusado de participar en la muerte de siete policías durante una emboscada en el municipio El Bosque, Chiapas, en el año 2000.

Se encontraba en la Ciudad de México desde el 7 de octubre sometido a radioterapias en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, luego de que no cediera un tumor cerebral que se le extirpó en 2012.

El maestro fue recibido este sábado en el aeropuerto Ángel Albino Corzo por integrantes del movimiento El Bosque por la Libertad de Alberto Patishtán Gómez.

Patishtán se trasladaría a la catedral de San Cristóbal de las Casas para visitar la tumba del obispo Samuel Ruiz.

Consideró que su liberación no es un triunfo personal sino resultado del reclamo de su comunidad y sus defensores.

“Es justicia, es lo que el pueblo necesita”, afirmó.

De acuerdo con el diario La Jornada, en el vuelo que trasladó a Patishtán a la capital chiapaneca viajaba el exgobernador Roberto Albores Guillén, cuyo gobierno fue responsable del encarcelamiento del maestro en el año 2000.

Comentarios

Load More