Quiere PRD-DF una “ciudad pacheca”: Arquidiócesis

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis. Foto: Benjamin Flores Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis. Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (apro).- El vocero de la arquidiócesis primada de México, Hugo Valdemar, reiteró que el PRD capitalino intenta convertir a la capital mexicana en una “ciudad pacheca” al querer incrementar la dosis permitida de mariguana para consumo personal.

De esta manera, Valdemar sostuvo lo dicho en la editorial titulada “Ciudad pacheca” –publicada el pasado domingo 2 en el semanario Desde la fe, órgano informativo de la arquidiócesis de México–, que fue criticada por el diputado perredista Eduardo Santillán Pérez, quien consideró denigrante el término “pacheco”.

En una carta dirigida al legislador, fechada el 10 de febrero y dada a conocer públicamente, Valdemar dice estar sorprendido porque Santillán “tenga al pacheco como un estigmatizado”. Esto sólo demuestra su “lamentable ignorancia”, ya que “pacheco” es un “término común en boca de los ciudadanos” para designar al adicto a la mariguana.

Valdemar también le dice al diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) que esta ley promovida por el PRD es injusta porque atenta “contra la vida, la dignidad y la seguridad como derechos humanos”.

E indica que “antes que los debates y proyectos legislativos pírricos, la actividad asistencial y de caridad de las agencias católicas sanitarias ya estaba en el cuidado y la atención de drogadictos y enfermos”.

Luego de calificar de “inmoral” la iniciativa perredista, Valdemar puntualiza en su carta: “La arquidiócesis de México manifiesta su más decidido rechazo a que la ciudad de México sirva de experimento de un nefasto liberalismo político donde lo inmoral se convierte en moral, solo porque una aplanadora –mayoría relativa– en una asamblea lo decida”.

El vocero asegura que, valiéndose de una “actuación antidemocrática”, la ALDF intenta “ignorar, de forma arrogante y deliberada, la opinión de los ciudadanos de la capital”.

Por último, el cura reitera lo dicho en la editorial de Desde la fe: “El Partido de la Revolución Democrática tolera y promueve una ciudad adicta y enferma, una ciudad pacheca”.

Comentarios

Load More