Pandillero que atentó contra empresario guerrerense fue policía ministerial

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Uno de los dos miembros de la pandilla Los Rojos involucrado en el atentado contra el empresario capitalino Pioquinto Damián Huato y que se encuentra prófugo, estuvo detenido en 2012 en el estado de Puebla, acusado de los presuntos delitos de robo calificado, portación de arma y tráfico de personas.

Se trata de Alejandro Herrera Estrada, El Chino, quien también se desempeñó como agente de la Policía Ministerial en Guerrero, indican reportes oficiales consultados por Apro.

El procurador general de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, responsabilizó ayer al grupo delictivo Los Rojos del ataque en contra de Damián Huato, porque el dirigente de comerciantes afectó las operaciones del grupo delincuencial relacionadas con secuestros, extorsiones y cobros de cuota en esta capital.

El atentado en contra de Damián Huato fue dirigido por los jefes de sicarios de Los Rojos en Chilpancingo y Zumpango, Alejandro Herrera Estrada, El Chino, y Eder de Jesús Chávez López, El Eder –ambos prófugos–, según las declaraciones ministeriales reveladas por el fiscal guerrerense en las que anunció la detención de 12 miembros del grupo criminal, entre los que se encuentran dos un exagente ministerial y un expolicía estatal.

No obstante, El Chino había sido detenido el pasado 13 de septiembre de 2012 por policías municipales de Atlixco, Puebla, junto a cinco sujetos más, luego de haber asaltado dos establecimientos comerciales donde robaron “50 mil pesos en efectivo y 20 mil pesos en joyas”.

Los seis asaltantes que se desplazaban en dos automóviles con placas de Guerrero y con reporte de robo, fueron consignados ante autoridades ministeriales donde la Fiscalía Metropolitana de la Procuraduría General de Justicia de Puebla integró la averiguación previa 1626/2012/ATLIXCO por los delitos de robo calificado y portación ilegal de arma de fuego.

Además, El Chino fue señalando por las autoridades ministeriales de estar vinculado también al tráfico de personas en Puebla, entidad donde opera impunemente la banda de Los Rojos, un remanente del extinto cártel de los Beltrán Leyva.

El resto de la banda la conformaban: Jesús Alberto Islas Juárez, El Islas, Osmar Martínez Flores; Armando Flores Jiménez; Jorge González Jiménez y Pedro Flores Romero.

Todos fueron procesados penalmente por delincuencia organizada. Sin embargo, se desconocen las causas por las que El Chino fue liberado.

Esta situación provocó que el expolicía ministerial de Guerrero se convirtiera en jefe de sicarios de la pandilla de Los Rojos en Chilpancingo y dos años después dirigió el atentado en contra del empresario Pioquinto Damián Huato, quien salió ileso pero fue asesinada su nuera y resultó herido su hijo.

El dirigente de comerciantes en la zona Centro ha insistido en acusar directamente a los hermanos Mario y Ricardo Moreno Arcos, –presidente municipal de Chilpancingo y subdirector de Sedesol federal, respectivamente– de haber ordenado a Los Rojos que lo mataran.

Ello debido a que los dos políticos priistas son señalados por Damián Huato como cabezas del crimen organizado en Chilpancingo.

No obstante, el procurador de Guerrero deslindó al alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos de cualquier nexo con la delincuencia y el atentado en contra de Damián Huato. “Al momento no existen elementos de prueba y evidencias para acreditar las acusaciones del líder de comerciantes en contra del edil priista”, dijo.

 

Comentarios

Load More