Desacata gobierno de Chihuahua orden para frenar construcción de aeropuerto

CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- El gobierno estatal minimizó la resolución del juez Octavo de Distrito, Ignacio Cuenca Zamora, quien otorgó la suspensión del amparo 422/2014 para detener la construcción del aeropuerto regional de Creel en el municipio de Bocoyna, ya que las autoridades aseguran que  la obra está en operación desde el 7 de marzo pasado y el fallo es para frenar la construcción.

El juez falló a favor de la comunidad de Repechique, localizada también en Bocoyna, debido a que no fueron consultados para desarrollar el proyecto y esa construcción afectó su modo de vida y dañó su ecosistema, así lo señaló la comunidad al presentar el amparo, con la asesoría de la asociación Consultoría Técnica.

Sin embargo, en un comunicado enviado hoy, el secretario de Economía estatal, Manuel Russek Valles, asegura que el aeropuerto de Creel se encuentra en operaciones, “luego de que la obra de la pista fue concluida el 7 de marzo del 2014, lo cual fue notificado por la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas a la Secretaría de Economía y a la Administradora de Servicios Aeroportuarios”.

Esto a pesar de que el secretario de Comunicaciones y Obras Públicas del estado, Eduardo Esperón González, anunció que la inauguración de la obra se ha pospuesto en diferentes ocasiones y hasta ahora, no han transparentado el monto y aplicación del presupuesto del aeropuerto que se ha demorado más de dos años y cuya inversión se estima en unos 500 millones de pesos.

“El aeropuerto regional de Creel cuenta con una pista operacional de 2 mil 520 metros de largo por 30 de ancho, con una plataforma de 250 por 108.5 metros, con tres calles de rodaje, así como con un camino de acceso, con lo cual las aeronaves aterrizan y despegan con comodidad”, indica el comunicado.

Justifica que los prestadores de servicios de los municipios de Bocoyna y Urique están contentos y han felicitado al gobernador del estado por la construcción de este aeropuerto porque consolidará un polo de desarrollo turístico que será de beneficio para el estado de Chihuahua y en particular para los municipios donde se encuentra.

El comunicado no menciona a las comunidades indígenas que viven cerca del aeropuerto  y cuya construcción los obliga a caminar hasta cuatro horas más para llegar a las escuelas en el caso de los niños, para acceder a los hospitales de los poblados más cercanos y para el pastoreo.

Russek Valles reconoce que recibió una notificación por parte del juez Octavo de Distrito, en donde ordena suspender la construcción del aeropuerto regional de Creel “Barrancas del Cobre” debido a un amparo por parte de indígenas que se manifiestan afectados.

“En los últimos cuatro años se han presentado cuatro amparos sobre el mismo tema. En dos se han obtenido resoluciones favorables para la Administradora de Servicios Aeroportuarios y en el resto se sigue el proceso”, argumenta.

Sin precisar de qué manera, insiste en que siempre han sido respetuosos de los derechos humanos de los pueblos indígenas y han actuado en todo momento de buena fe y conforme a lo que ha especificado la ley.

Su argumento es que se trata de un aeropuerto de primer mundo que tendrá gran importancia en corto y mediano plazo.

Hasta antes de la resolución del amparo, gobierno estatal no había anunciado la inauguración del aeropuerto, como había explicado González Esperón que se iba a hacer por parte del gobernador César Horacio Duarte Jáquez.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso