Declara Israel tregua humanitaria de cinco horas para este jueves

MÉXICO, D.F. (apro).- En el noveno día de los intensos bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza, dos misiles disparados desde buques de guerra estallaron en la playa, matando a cuatro niños de entre 9 y 11 años que jugaban cerca del mar e hiriendo a cuatro más.

Más de 23 personas perdieron la vida hoy a raíz de los bombardeos, lo que elevó a 215 el número de palestinos fallecidos desde el lanzamiento de la operación Margen Protector, el martes 8.

“Israel debe terminar sus ataques ilegales que no tienen objetivos militares y que pueden ser considerados como castigo colectivo o para destruir propiedades civiles”, denunció hoy la organización Human Rights Watch (HRW), al añadir que “los ataques intencionales o culposos representan crímenes de guerra”.

Ante las presiones internacionales, entre ellas las del coordinador especial de las Naciones Unidas para el Medio Oriente, Robert Serry, el gobierno israelí aceptó acatar un cese el fuego provisional entre las diez de la mañana y las tres de la tarde de este jueves 17, con el fin de permitir a los habitantes de Gaza recibir ayuda humanitaria.

Pero el vocero militar israelí advirtió que “si Hamas u otras organizaciones terroristas explotan esta ventana humanitaria, el Ejército responderá con firmeza”.

En el transcurso del día, Hamas rechazó oficialmente la propuesta de cese el fuego que emitió ayer el gobierno egipcio, en previsión del establecimiento de negociaciones.

El vocero del grupo aseveró al periódico israelí Haaretz que “presentó sus disculpas a Egipcio por no aceptarla”, pero que las condiciones de la mediación no toman en cuenta las reivindicaciones de Hamas.

Éstas prevén que Israel ponga fin al bloqueo de Gaza, abandone los bombardeos, libere a unos 50 prisioneros y se abra el puesto fronterizo de Rafah con Egipto.

Además, el encargado de negociaciones de Hamas en El Cairo, Mussa Abu Marzuk, exigió que un acuerdo de cese el fuego aplique las medidas aprobadas en noviembre de 2012.

A través de estas medidas, derivadas del acuerdo de cese el fuego negociado bajo la mediación de Egipto, los habitantes de Gaza supuestamente lograron expandir las zonas de pesca a 12 millas y obtener el acceso a la “zona tampón” ubicada a las orillas de la frontera con Israel. Sin embargo, nunca fueron aplicadas, ya que los israelíes no respetaron el acuerdo.

Además, según la Cruz Roja, la tasa de desempleo alcanzó 40% en la Franja de Gaza, un récord desde 2006, cuando Israel declaró el bloqueo del territorio. Los funcionarios de Hamas en Gaza no han recibido sus sueldos desde hace varios meses ante la incapacidad de la Autoridad Palestina de conseguir fondos.

El integrante de Hamas, Sami Abu Zuri, lamentó hoy durante una conferencia de prensa que su grupo se siente “solo en el campo” y no reciba mucho apoyo del mundo árabe.

Más tarde, el mismo Abu Zuri confesó que Hamas “estudia” la propuesta de Naciones Unidas para acatar el “cese el fuego humanitario” que observará Israel este jueves.

Human Rights Watch afirmó que “los grupos armados palestinos también deben abandonar sus ataques indiscriminados sobre los centros de población israelíes”.

Al investigar cuatro bombardeos operados por las fuerzas israelíes, en los que fallecieron civiles, HRW observó que, “en términos políticos, Israel afirmó con falsedad que miembros civiles de Hamas o pertenecientes a otros grupos políticos que no tienen función militar son terroristas, por lo que representan objetivos militares válidos”.

HWR añadió que con base en este argumento Tel Aviv lanzó “centenares de ataques ilegales”.

El presidente estadunidense Barack Obama declaró hoy que las muertes de civiles palestinos “le rompen el corazón”, pero reiteró que “Israel tiene el derecho de defenderse contra los cohetes que aterrorizan el pueblo israelí”.

También advirtió que Estados Unidos utilizará “todos sus recursos y relaciones diplomáticas para apoyar un acuerdo de cese el fuego”.

Comentarios

Load More