Pemex admitió riesgos por reforma energética: PRD

MÉXICO, D.F. (apro).- Desde el 15 de mayo pasado, la dirección general de Petróleos Mexicanos (Pemex) advirtió, ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la estadunidense Securities and Exchange Commission (SEC), que las leyes secundarias que estos días aprobará el Congreso implican “riesgos” para la paraestatal, aparte de que tampoco podría “hacer los pagos a sus acreedores”, afirmó la senadora Dolores Padierna, del PRD, al exhibir el documento sobre el tema.

En el largo debate inicial en el pleno del Senado sobre el primero de los cuatro dictámenes de la reforma energética, Padierna afirmó en tribuna, al argumentar su voto en contra, que en este documento Emilio Lozoya, director de Pemex, “está informando a Estados Unidos que con las pocas reservas que se le están dando en la Ronda Cero será imposible sostener inversiones”.

Esto desmiente, abundó la legisladora perredista, “a Peña Nieto y a los promotores de la reforma”, quienes han insistido que, tras la aprobación de estas leyes secundarias, “Pemex saldrá fortalecido”.

El documento de Padierna rompió un poco la monotonía de una larga sesión donde los integrantes de la bancada del PRD y del PT pasaron primero a exponer sus votos particulares en contra de la Ley de Hidrocarburos y reformas a la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas, que conforman el primero de los cuatro dictámenes que se discutirán y votarán.

Durante más de cuatro horas, los perredistas insistieron en tribuna en que estas leyes implican concesiones para el capital extranjero y el desmantelamiento de la industria petrolera.

Los senadores Alejandro Encinas, Benjamín Robles, Mario Delgado, Armando Ríos Pitter, Adán Augusto López y la propia Padierna reiteraron que no se cumplirá con la promesa de bajar las tarifas de energía eléctrica y de gas.

El dictamen contiene un “doble engaño”, argumentó el coordinador de la bancada perredista, Miguel Barbosa. Primero, señaló, porque se dijo que no se privatizaría el sector energético, y por el contrario, el contenido de las 14 iniciativas “privatiza la renta petrolera, la extracción de petróleo, del gas y la refinación, el transporte; el almacenamiento y la distribución”.

La segunda mentira, abundó Barbosa, es que las reformas no traerán beneficios a la población, debido a que seguirán aumentando los precios de las gasolinas, el gas y la electricidad.

El otro tema insistente, recordado por los legisladores de izquierda, fue que la consulta popular de 2015 echará abajo la reforma energética que previsiblemente será aprobada por la mayoría de los legisladores del PAN, PRI y PVEM.

“El voto de decenas de senadores y algunos cientos de diputados no podrá contra la voluntad de millones de ciudadanos que apoyan la consulta popular”, advirtió Barbosa.

Por su parte, Manuel Bartlett, coordinador del PT, presentó una moción suspensiva para la sesión, recurso que fue rechazado por la mayoría.

Bartlett advirtió en su voto particular que las reformas están lanzando al país a “un desastre financiero”, pues se quedará con un enorme problema económico y por tanto se producirá la quiebra de las finanzas públicas, situación que terminará pagando la sociedad.

Monólogo y máscaras

Durante toda la primera parte de la sesión, cuando más de una decena senadores de las izquierdas subieron a exponer sus votos particulares en contra de la reforma, el PRD reprochó a la Mesa Directiva que no había quórum ante la visible ausencia en sus curules de los legisladores de PAN y PRI.

“Me parece evidente la falta de quórum”, afirmó en tribuna Mario Delgado, del PRD, mientras la Mesa Directiva se negó reiteradamente a hacer el conteo de los legisladores presentes en la sesión.

El monólogo de las izquierdas se dio más bien para la audiencia del Canal del Congreso, ya que ni los priistas ni los panistas intervinieron en esta etapa.

Sólo Roberto Gil Zuarth, del PAN, subió a tribuna para rebatirle a Armando Ríos Pitter y a Miguel Barbosa, del PRD, que no era necesario estar pidiendo el quórum cada media hora.

En la segunda parte de la sesión, después de inscribirse 45 senadores para argumentar su posición, en lo general, en la bancada del PRD comenzaron a circular máscaras del general Lázaro Cárdenas, el expresidente reconocido por ser el artífice de la expropiación petrolera.

Divertidos, Miguel Barbosa, Alejandro Encinas y Dolores Padierna se colocaron estas máscaras en sus rostros, mientras cada una de las bancadas daba su posición a favor o en contra.

“Condicionantes” del PAN

El coordinador de la bancada del PAN, Jorge Luis Preciado, afirmó que las reservas de su partido “están acordadas con el PRI y con el gobierno” y, por tanto, no subirían a la tribuna a presentarlas.

Entre los cambios de última hora que impulsaron los panistas, según Preciado, está la condicionante de que el Senado apruebe o rechace el nombramiento de los consejeros independientes de Pemex, a propuesta del Ejecutivo federal.

Preciado también argumentó que “se quitó el tema de expropiación” y queda como “ocupación temporal”, así como la posibilidad de que “haya una buena negociación entre los dueños de la superficie y los que lleguen a explotar el subsuelo”.

Los panistas también lograron que en materia de transporte terrestre de hidrocarburos no se permita el 100% de la inversión extranjera, a diferencia de otras áreas, sino únicamente 49%.

Se prevé que la discusión, en lo general, se prolongue hasta este viernes 18 y ese mismo día sea la votación de este primer dictamen.

Comentarios