El mundo está perdiendo la batalla ante el ébola, alerta MSF

MÉXICO, D.F. (apro).- Ante los Estados miembros de las Naciones Unidas, la directora de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), la doctora Joanne Liu, declaró hoy que “a seis meses de la peor epidemia de ébola en la historia, el mundo está perdiendo la batalla para contenerlo”, y añadió que “se acabó el tiempo de las reuniones y las planeaciones; llegó el tiempo de actuar”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy que había registrado más de 3 mil 500 casos de infecciones, a raíz de las cuales más de mil 500 personas fallecieron, la mayor parte de ellas en Liberia.

Liu recordó a los funcionarios internacionales que desde el 8 de agosto la OMS considera la epidemia como una “emergencia de salud pública de alcance mundial”, aunque lamentó que el anuncio no haya generado una respuesta adecuada.

Y fustigó a los líderes: “De hecho, los Estados se afiliaron a un tipo de coalición mundial de la inacción… anunciar planes de financiamiento o el despliegue de expertos no es suficiente, los Estados que cuentan con la capacidad requerida tienen una responsabilidad política y humanitaria de adelantarse y ofrecer una respuesta concreta al desastre”.

En un comunicado de prensa que difundió hoy para acompañar la exposición de su directora ante la ONU, MSF reveló que muchos países, a través de sus fuerzas civiles y militares, poseen mecanismos para contener las amenazas biológicas, pero no los utilizan para ayudar a las naciones de África Occidental afectadas por la epidemia del virus.

“MSF insiste en que ningún recurso o personal militar desplegado en la región debe ser utilizado para imponer medidas de cuarentena, contención o de represión de masas”, plantea el comunicado, al evocar que “las cuarentenas forzadas sólo generaron miedo e inquietud, más que contener el virus”.

Los centros que instaló MSF en Liberia, Guinea y Sierra Leona están atascados por pacientes afectados por la enfermedad del ébola, y la amplitud de la epidemia rebasa sus capacidades operativas, advirtió Liu. En Sierra Leona, explicó, “cuerpos contagiados se están pudriendo en las calles”.

Entre otros, la organización urge a erigir hospitales de campo, desplegar personal capacitado y laboratorios de análisis, así como establecer un corredor aéreo para desplazar a los profesionales de la salud y el material entre las diferentes zonas de contagio.

El pasado viernes, el Instituto Pasteur de Dakar confirmó la infección por el virus ébola de un joven originario de Guinea, llegado por vía terrestre hasta la capital del Senegal y quien pasó seis días en la casa familiar antes de estar hospitalizado. La OMS “considera este primer caso en Senegal como una emergencia prioritaria de primer plano”, comunicó el organismo internacional.

La Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se alarmó hoy que, además del terrible balance humano, el brote de ébola detone escasez de alimentos y de mano de obra en el campo, lo que dispara los precios de la comida y amenaza la próxima temporada de recolección.

 

Load More