“Todos los creadores tenemos nuestro Bestiario”: Marco A. Cruz

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Con una portada que pretende ser un homenaje al fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo, Marco Antonio Cruz y Pablo Ortíz Monasterio presentaron esta tarde el fotolibro Bestiario, que forma parte de la colección de Círculo de Arte, editada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en 2014.

Marco Antonio Cruz, uno de los últimos clásicos de la fotografía analógica, escarbó en los sótanos de su archivo para construir Bestiario, un libro “que hace un homenaje a las bestias que han acompañado al hombre durante su existencia”, comentó en la Capilla del Palacio de Minería.

“Este libro no tiene datos ni fechas, lo que hace que las imágenes se vuelvan actuales”, comentó el también editor de fotografía de la revista Proceso. “Estoy totalmente influenciado por Cartier-Bresson”, mencionó en referencia a sus instantáneas que reflejan la vida cotidiana de nuestro país y el mundo.

Un dinosaurio durante un desfile en Nueva York en 1989; una escultura de un cocodrilo en Venezuela; gorilas en la Ciudad de México; un niño combatiente del ejército sandinista con su perro en Nicaragua; serpientes y palomas, son algunas de las imágenes que se quedaron fuera de la edición final de Bestiario. “Esta es una memoria latente, Bestiario ha estado presente en mi vida cotidiana”, refirió Cruz.

“Es increíble el valor de la fotografía como memoria, yo creo que todos los creadores tenemos nuestro Bestiario“, aseguró mientras una fotografía de King Kong en la Ciudad de México aparecía en la proyección de su trabajo.

Monasterio, uno de los principales editores de fotolibros en México, dedico varios meses a crear una narrativa coherente dentro del cúmulo de fotografías. “Son libros para verse muy de cerca, hechos con cariño”, apuntó sobre la colección de cinco libros que incluye autores como Rafael Doniz, Graciela Iturbide, Francisco Toledo y Joy Laville.

“Tener el libro impreso significa constancia en un mundo donde todo es rápido. Una de las principales labores de los fotógrafos debería ser la parte impresa”, dijo Cruz.

A través de los animales, el fotógrafo Marco Antonio Cruz, cuenta en el libro otras historias que agobian a México. Es un libro que se comunica con trabajos más complejos como Cafetaleros o Habitar la oscuridad.

“Los temas que se pueden fotografiar son infinitos”, justificó Cruz. “Para retratar esta ciudad se necesitan varias generaciones de fotógrafos”, lamentó en referencia al trabajo que hacen actualmente los fotoperiodistas mexicanos.

Bestiario es una joya”, concluyó Monasterio.

Cada ejemplar de la colección se vende en las librerías Educal y tiene un precio de 140 pesos.

Comentarios

Load More