Cancillería mexicana descalifica nuevamente a la ONU

MÉXICO, D.F. (apro).- Por segunda vez en un mes, la Cancillería mexicana descalificó hoy las observaciones de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en el país: la diplomacia mexicana afirmó que el diagnóstico según el cual la tortura es una “práctica generalizada” en México “no corresponde a la realidad ni refleja los enormes esfuerzos” que ha desplegado el gobierno.

Así, a través del embajador Jorge Lomónaco, quien representa a México ante los organismos internacionales con sede en Ginebra, la Cancillería descalificó el informe que entregó por la madrugada el relator especial de las Naciones Unidas sobre la tortura, Juan Méndez.

En el documento, Méndez observó “la frecuente utilización de torturas y malos tratos en diversas partes del país por parte de policías municipales, estatales y federales, agentes ministeriales estatales y federales, y las fuerzas armadas”, y concluyó que “la tortura y los malos tratos son generalizados en México”.

Durante el 28° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, el embajador Lomónaco insistió en las acciones tomadas por el gobierno “para consolidar la ley” y la “cultura de respeto a los derechos humanos”, y reiteró el “compromiso del gobierno de México para prevenir y erradicar los casos de tortura o malos tratos”.

Según el informe, que realizó el relator a raíz de una visita en México entre el 21 de abril y el 2 de mayo de 2014, “la mayoría de las víctimas son detenidas por presunta relación con la delincuencia organizada, esto se potencia con el régimen de excepción constitucional y legal que afecta a estos detenidos, que incluye el arraigo, la prisión preventiva oficiosa y la posibilidad del Ministerio Público de ampliar el plazo de detención previo a la presentación judicial”.

Y abundó en que la tortura es utilizada por las autoridades mexicanas “para castigar a los detenidos y extraer confesiones o información incriminatoria”.

Sistemático

El pasado 13 de febrero, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emitió un comunicado en el que descalificó las conclusiones del Comité de las Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas, según el cual la información recibida “ilustra un contexto de desapariciones generalizadas en gran parte de México”.

Irritada, la Cancillería respondió que las recomendaciones “no reflejan adecuadamente la información presentada por México” y tampoco “aportan elementos adicionales que refuercen las acciones y compromisos que se llevan a cabo (en México) para solventar los retos mencionados”.

 

Comentarios

Load More