Elecciones sucias en el DF: acarreos, amenazas, agresiones…

Conteo de boletas electorales en Iztapalapa. Foto: Eduardo Miranda Conteo de boletas electorales en Iztapalapa. Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- La elección en esta capital no estuvo exenta de irregularidades, como en el resto del país: La mayoría de las denuncias se centraron en la compra de votos, acarreo, amenazas y agresiones.

Pese a ello, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) sólo inició tres averiguaciones previas y la Secretaría de Seguridad Pública declaró saldo blanco.

Los problemas comenzaron a primera hora porque las casillas abrieron a destiempo debido al retraso en la entrega de material electoral y la acreditación de representantes de partidos políticos, principalmente.

Aun así, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, presumió antes del mediodía que 90% de las casillas ya estaban instaladas.

Las redes sociales se convirtieron en el principal vehículo de denuncia. Por ejemplo, que el PRD movilizó microbuses con acarreados, sobre todo en la delegación Cuauhtémoc.

Pero no fue todo. En la Roma Sur, una camioneta con sujetos de aspecto agresivo y placas del estado de Morelos siguió a representantes de Morena que realizaban rondines para detectar irregularidades en las casillas, según contaron los mismos jóvenes afectados.

En esas mismas calles, los conductores de una camioneta tipo Suburban le “aventaron el carro” a un candidato que se dirigía a votar, sin embargo, éste alcanzó a accionar un botón de pánico en una de las instalaciones de las videocámaras de vigilancia y recibió el apoyo de la policía.

En la colonia Algarín, dos mujeres fueron vistas de vecindad en vecindad –las que tenían lonas del PRD en sus entradas– tocando las puertas para que la gente saliera a votar. En la colonia Centro, hubo gente regalando tamales. Una mujer de avanzada edad fue vista en la colonia Obrera recargada en un auto afuera de la casilla “pasando lista” con una copia de las listas nominales.

Hacia la colonia Tránsito, una presunta funcionaria de la delegación fue acusada de coaccionar el voto. En la Guerrero, en una casa se simulaba una fiesta, pero en realidad la gente entraba para recibir dinero como pago de su voto.

Alrededor de las 15:30 horas, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Rodolfo Ríos Garza, reportó el inicio de tres averiguaciones previas por presuntos delitos electorales, así como la detención de dos personas.

En conferencia de prensa, explicó que en la delegación Iztacalco, una mujer de 22 años fue detenida en flagrancia y trasladada al Ministerio Público, cuando –a media cuadra de una casilla de votación y con lista de electores en mano–, ofrecía dinero a cambio de que éstos mostraran la fotografía de su boleta marcada en favor de un partido político para el que debía juntar 20 votos. El funcionario se reservó el nombre del partido.

La segunda detenida fue la presidenta de una casilla en la delegación Coyoacán, quien fue acusada por el vocal del sector 24 del Instituto Nacional Electoral (INE), luego de que un votante reclamó que sólo le entregaron dos de las tres boletas correspondientes para votar. La funcionaria del INE pidió apoyo a policías de la SSP-DF para detenerla y ponerla a disposición del ministerio público.

Según Ríos Garza, la presidenta de dicha casilla violó el artículo 8 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, cuya sanción va de dos a seis años de cárcel.

La tercera averiguación previa se abrió en la delegación Cuajimalpa por la supuesta compraventa de votos. Sin embargo, no hubo detenidos.

El titular de la PGJDF agregó que desde que inició el proceso electoral, –incluidas precampañas y campañas políticas– la PGJDF ha recibido 120 denuncias, 19 de ellas relacionadas directamente por la acción de ofrecer “dádivas” a cambio del voto. El resto, añadió, tiene que ver con delitos del fuero común, por ejemplo, lesiones, amenazas y robo relacionados con el proceso.

Los comicios fueron vigilados por 26 mil 800 policías de la Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSP-DF). Divididos, patrullaron las principales calles de la Ciudad de México. En todas las delegaciones fueron vistos contingentes de uniformados con escudos de granaderos a bordo de patrullas, camionetas, motos y hasta una especie de tanquetas recorriendo las colonias.

“Estamos haciendo presencia. Hasta este momento todo ha estado tranquilo”, afirmó el mando que encabezó un grupo de seguridad que patrulló en las colonias Morelos y Guerrero, en el barrio bravo de Tepito y entre cientos de comerciantes y compradores.

También había vehículos del Ministerio Público Móvil, así como de la Policía de Investigación y el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

Cerca de las 20:30 horas, la SSP-DF informó que al cierre de las casillas, el operativo funcionó con tranquilidad y presentó saldo blanco.

Comentarios

Load More