“Decepcionantes”, expectativas de crecimiento en 2016: Moody’s

MÉXICO, D.F. (apro).- Si el crecimiento económico de México ha sido débil este año, para 2016 las expectativas son “un tanto decepcionantes”, aseguró hoy la calificadora internacional Moody’s Investors Service.

Por ello, afirmó, será hasta dentro de dos o tres años cuando el Producto Interno Bruto del país pueda crecer a tasas de entre 3% y 4%, como resultado de las reformas estructurales.

En un reporte sobre las perspectivas del sistema bancario mexicano, que difundió este lunes, la calificadora advierte que “las perspectivas de crecimiento económico de corto plazo para el país continúan restringidas por una serie de factores:

-Producción industrial más débil de lo esperado;

-Recortes al gasto público debido a la caída en los precios del petróleo;

-Menor demanda para las exportaciones del país, aun con la brusca depreciación del peso;

-Gasto doméstico desalentador, y

-Confianza del consumidor y productor persistentemente débil.

Recordó que como resultado de ese desempeño de la economía mexicana, el Banco de México bajó recientemente su proyección de crecimiento del PIB para 2015 por tercera vez en 12 meses, esta vez a un rango de 1.7% a 2.5%, por debajo del estimado original de 3% a 4%.

Sin embargo, Moody’s dice que la perspectiva de crecimiento económico de largo plazo continúa “positiva” para México, apoyada en parte por la creciente demanda de exportaciones a Estados Unidos.

Respecto del sistema bancario nacional, la calificadora informó que lo mantiene en “perspectiva estable”, toda vez que los fundamentales del mismo permanecerán “saludables”, a pesar del débil crecimiento económico de éste y el próximo año.

Además, sostuvo que las reformas al sector financiero impulsarán una posible transformación en su entorno operativo.

“Una de las mejoras más importantes será un nuevo sistema judicial diseñado para fortalecer y acelerar el proceso legal de las adjudicaciones, que actualmente es muy ineficiente e impredecible, y como tal es un gran desincentivo para el otorgamiento de crédito”, afirmó David Olivares, un Senior Credit Officer de Moody’s, en la presentación del reporte en Nueva York.

Sin embargo, la calificadora no dejó de expresar sus dudas: “Todavía están por implementarse los cambios en el marco legal y judicial que contemplan las reformas bancarias del gobierno de México, y habrá que ver qué tan efectivos resultan”.

Dadas las perspectivas para la economía de México, Moody’s espera que el crecimiento de crédito permanezca moderado en alrededor de 10% en 2015, mismo ritmo que registró en 2014, y que crezca ligeramente a 11% o 12% en 2016.

“En términos generales, la rentabilidad de los bancos se mantendrá robusta gracias a los altos márgenes de interés que están soportados por fuertes franquicias de menudeo y poder de establecimiento de precios, así como por el acceso a depósitos estables de bajo costo”, concluyó la agencia.

Comentarios

Load More