Contraloría del DF inhabilita a exoficial mayor acusado de corrupción

MÉXICO, D.F. (apro).- El exoficial mayor del gobierno del Distrito Federal, Edgar Armando González, fue inhabilitado para trabajar en el servicio público, luego de que el año pasado un audioescándalo reveló su participación en la compra irregular de llantas para los vehículos oficiales de la administración capitalina.

En un comunicado, la Contraloría General del DF informó que seis exfuncionarios fueron inhabilitados, derivado de las irregularidades observadas en la licitación pública OM-DGRMSG-006-14 relacionada con la compra de neumáticos mencionada. Fuentes de la dependencia confirmaron que entre ellos estaba González Rojas.

Los seis responsables, agregó, no podrán ejercer ningún cargo público dentro de la administración pública del DF durante el tiempo que se resolvió sancionarlos.

La de González Rojas es la segunda inhabilitación de exfuncionarios de alto nivel que realiza la Contraloría en menos de una semana. El pasado jueves 24 de septiembre, el exsecretario de Obras y Servicios (Sobse), Alfredo Hernández García, fue inhabilitado por incurrir en conflicto de interés al otorgar dos contratos por 72 millones de pesos a la empresa Planet donde su esposa, Erika Molina Barragán, fungía como directora comercial.

El 14 de octubre del 2014, Edgar Armando González Rojas presentó su renuncia como oficial mayor del GDF. Sin embargo, el audioescándalo se desató 18 días antes, tras la difusión en el canal de videos Vimeo, de la grabación de una supuesta llamada telefónica entre el exfuncionario y un colaborador en la que pactaban la compraventa.

Titulado “#Audioescandalo fraude en la Oficialía Mayor del GDF 2014”, el video fue filtrado el viernes 26 de septiembre. En él se escuchaba una voz en off que se refría a Mancera Espinosa: “Ponemos a su disposición las pruebas de las cochinadas que se realizan en la Oficialía Mayor, donde Edgar Armando González Rojas continúa utilizando a un grupo de contratistas de su círculo cercano”.

En el audio uno de los colaboradores del oficial mayor refirió que la compra de las llantas debería hacerse a precio de mercado y sin comisiones, “porque el año pasado compraron inflado”.

No obstante, quien se presumía era González Rojas, afirmó: “Nosotros podemos comprar con el precio normal de mercado, el 30% arriba”.

La supuesta aseveración del funcionario se sustenta en la cláusula 4-3.1 de la Circular Uno emitida por la misma Oficialía Mayor. Ésta asegura que el precio puede ser mayor siempre y cuando represente una mejor oportunidad de financiamiento y calidad del producto.

En el audio González Rojas agregó: “Súbete a ese precio, súbete 25 (por ciento más del precio de mercado)”. El interlocutor se quejó de que el proveedor que sería beneficiado no estaba convencido del trato pues se había comprometido a darle una comisión de 50% del sobreprecio y se quiere reducir a 25%. Entonces, le advirtió: “nos vamos a inconformar y a lo mejor hasta pedos tengo con Edgar”. Con esta frase concluyó la grabación.

Tres días después, en un nuevo audio un presunto colaborador del oficial mayor aseguró que la licitación de las llantas se hizo por 4.5 millones de pesos a una sola empresa, identificada como Llantas La Viga “que se quiere comer todas las llantas de la dependencias locales y federales”.

La voz en off pidió a Mancera Espinosa tomar cartas en el asunto o se revelarían los nombres de los operadores del Oficial Mayor y de las empresas a las que beneficiaba.

El escándalo creció y el 30 de septiembre la Contraloría General abrió dos auditorías por la presunta compra de 10 mil llantas para vehículos oficiales con sobreprecio de 30% que involucraba al exoficial.

Load More