Asciende Peña a general señalado en investigación de la PGR

MÉXICO, DF (apro).- Dos de los hombres más cercanos al general secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, fueron ascendidos a general de división por el presidente Enrique Peña Nieto.

Uno de ellos es el general Juan Manuel Rico Gámez, actual subjefe de Inteligencia del Ejército y quien en el sexenio pasado fue mencionado en una investigación de la Procuraduría General de la república (PGR) sobre la presunta red de protección militar al cártel de los hermanos Beltrán Leyva, en Guerrero.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer este jueves la lista anual de ascensos, en la que seis generales de brigada ascendieron a general de división, el máximo grado dentro del Ejército mexicano.

En los ascensos figuran dos de los principales funcionarios de la Sedena: el propio general Rico Gámez, subjefe de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional, y el general de ala, piloto aviador, Víctor Manuel Ruesga Ramírez.

Los otros cuatro nuevos divisionarios son los generales Adolfo Domínguez Martínez, comandante de la 10 Zona Militar, ubicada en Durango; Juan Manuel Castillo Segura, director general de las Fábricas de Vestuario y Equipo de la Sedena; Dagoberto Espinosa Rodríguez, comandante de la VIII Zona Militar, con sede en Reynosa, Tamaulipas, y Lucino Carlos Piedra Lezama, excomandante de la XV Zona Militar, en Jalisco.

El nombre del general Rico Gámez fue incluido el sexenio pasado en una lista de generales a los que se pretendía involucrar con el clan Beltrán Leyva, según declaró a la revista Proceso el mayor Iván Reyna, procesado por narcotráfico.

En la edición 1860 del semanario, de junio de 2012, el mayor aseguró que fue presionado en la PGR para declarar en contra de Rico Gámez y otros generales.

Reyna fue acusado en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010, en la que también se consignó al general Tomás Ángeles Dahuare, quien al comienzo del actual gobierno fue dejado en libertad. La PGR se desistió al asegurar que no había elementos para responsabilizarlo.

La acusación contra Rico Gámez buscaba implicarlo por su paso como comandante de la 35 Zona Militar, con sede en Chilpancingo, Guerrero. De esa unidad depende el 27 Batallón de Infantería, en Iguala, cuyo papel en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa aún no se ha esclarecido.

Ahora Rico Gámez es uno de los hombres más cercanos al general secretario y ocupa una de las posiciones más importantes dentro del Ejército.

Otro colaborador cercano del general Cienfuegos que ascendió a divisionario es el general de ala piloto aviador Víctor Manuel Ruesga Ramírez, jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM).

En mayo pasado, el general Ruesgo participó desde la Ciudad de México en el fallido operativo en Jalisco para detener al líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera, “El Mencho”. En la persecución fue derribado con un misil antiaéreo un helicóptero Cougar de la FAM.

Comentarios

Load More