Casa que servía de guarida a ‘El Chapo’ fue adquirida por un joven de 20 años

El último refugio de Joaquín "El Chapo" Guzmán en Los Mochis. Foto: Miguel Dimayuga El último refugio de Joaquín "El Chapo" Guzmán en Los Mochis. Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, DF (apro).- La casa que sirvió como última guarida de Joaquín “El Chapo” Guzmán antes de su recaptura en los Mochis, Sinaloa, fue adquirida en 2013, en poco más de un millón de pesos, por un joven que en ese entonces tenía sólo 20 años.

Según el archivo del Registro Público de la Propiedad del estado, del que da cuenta el diario Noreste, la residencia ubicada en el número 1002, esquina de Bulevar Jiquilpan y Río Quelite, en el Fraccionamiento Las Palmas, pertenecía a un matrimonio conformado por una mujer mexicana y un estadounidense nacionalizado mexicano.

Sin embargo el 14 de junio de 2013 pasó a manos de Remedios Heredia García, originario de Los Mochis, pero avecindado en Tecate, Baja California. Se la vendieron a él por un millón 083 mil 252 pesos.

De acuerdo con el documento, el Notario Roberto Pérez Jacobo, exprocurador de Justicia de Sinaloa en el periodo del gobernador Renato Vega Alvarado, dio fe de la compraventa de la finca que tiene una extensión de 190 metros cuadrados, 19 metros de ancho por 10 de fondo. El precio del metro cuadrado fue pactado en cinco mil 700 pesos.

La residencia fue asegurada por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y forma parte de la investigación tras la captura del líder del Cártel de Sinaloa, quien había logrado escapar de la casa a través de un túnel oculto.

La SEIDO decretó el aseguramiento del inmueble el 9 de enero pasado, según el oficio UEIDCS/ CGC/47/2016, derivado de la averiguación previa PGR/ SEIDO/UEIDCS/008/2016, de la que el diario norteño tiene copia.

En un primer momento El Chapo logró huir de esa casa junto con su jefe de seguridad Orso Iván Gastélum, “El Cholo”, a través de una puerta falsa que se activaba con un dispositivo oculto y que daba a un túnel subterráneo que conducía hacia el drenaje pluvial de la ciudad.

Según la versión oficial, El Chapo y El Cholo escaparon por dicho túnel y salieron por las alcantarillas de un crucero, robaron un automóvil con el que pretendían huir y finalmente fueron detenidos por elementos de la Policía Federal cuando transitaban por la carretera México 15.

Comentarios

Load More