Critica Graue a las universidades no validadas por la SEP, como las de Morena

Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM. Foto: Eduardo Miranda Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las instituciones de Educación Superior que no hayan validado de manera oficial sus programas académicos ante la Secretaría de Educación Pública (SEP) no deberían operar, afirmó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

En esta situación se encuentran las universidades del partido Morena, que desde esta semana ya tienen actividades en la Ciudad de México.

Con más de 100 años de historia, la UNAM es la institución de Educación Superior mejor rankeada del país en encuestas internacionales: en 2015 obtuvo el lugar 160 entre las mejores universidades del mundo y el sexto lugar en América Latina y tiene una matrícula de más de 343 mil estudiantes; sin embargo, la Universidad Nacional sólo tiene capacidad para aceptar a uno de cada diez aspirantes a licenciatura.

“Yo creo que una Universidad no debe abrir si no tiene todos los recursos disponibles para educar en las mejores condiciones”, señaló el rector Graue en una breve entrevista con reporteros, en el marco de la inauguración de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

Sobre el tema, el coordinador general de Comunicación Social de la SEP, Eduardo Gutiérrez Campos, dijo que la dependencia sólo tiene registro de que el viernes 12 de febrero una asociación civil relacionada con Morena inició los trámites correspondientes para obtener el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios superiores (RVOE) a dos planes de estudios de las universidades partidistas (fuentes indicaron que se trata de Administración y Derecho, aunque este último dato no ha sido confirmado por la autoridad).

El acuerdo 273 de la SEP de 1998, que establece las bases generales de autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios, dispone la importancia de las instituciones privadas (que no reciben recursos o financiamiento por parte de ningún gobierno federal o estatal) para enfrentar desafíos como el rezago o ampliar la cobertura educativa, además de practicar opciones “pedagógicas diversas” que influyan en la educación.

Este acuerdo y el 279 señalan que los RVOE son necesarios para garantizar que las instituciones cumplen con requisitos mínimos de operatividad y que los planes de estudio, así como plantilla docente, están acreditados y cumplen los requisitos mínimos de calidad que especifica la SEP. Señala que cuando los planes de estudio no cuenten con los RVOE, “no existirá responsabilidad para la autoridad educativa de reconocer los estudios sin validez”.

Además, especifica que “hasta en tanto el particular no cuente con el reconocimiento de validez oficial de estudios, deberá mencionar en toda la publicidad o documentación que expida por cualquier medio, que los estudios que imparte son sin reconocimiento de validez oficial”.

En su momento, Morena prometió que terminaría la marginación de la Educación Superior en las entidades, municipios o delegaciones que gobernara, creando espacios para que “ningún joven” que quisiera estudiar se quedara fuera. Así, se comprometió a abrir ocho planteles en la Ciudad de México y tres más en Yucatán, Tabasco y Campeche, algunos de los cuales empezaron a operar desde esta semana.

En la Ciudad de México, el partido liderado por el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador prometió abrir las escuelas de Medicina Integral y Salud Comunitaria en Tlalpan; de Derecho “Ponciano Arriaga”, en Cuauhtémoc; una Normal en Xochimilco; la de Administración Pública “Leona Vicario”, en la delegación Azcapotzalco; y la de Ingeniería “Heberto Castillo Martínez”, en la delegación Tláhuac.

Comentarios

Load More