Piden ONG garantizar integridad física del activista Gustavo Castro en Honduras

El activista mexicano Gustavo Castro Soto. Foto: Moviac El activista mexicano Gustavo Castro Soto. Foto: Moviac

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las organizaciones civiles Otros Mundos y Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) manifestaron su preocupación por la seguridad del ambientalista mexicano Gustavo Castro Soto en Honduras y demandaron garantizar su integridad física.

Luego de que el activista fue trasladado de La Esperanza, departamento del Intibucá –en el sur-occidente de Honduras–, para que amplíe su declaración sobre el intento de homicidio en su contra y el asesinato de la defensora indígena lenca Berta Cáceras, el pasado jueves 3, la organización Otros Mundos emitió un comunicado dirigido a la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización de Honduras, y a las autoridades de Relaciones Exteriores de Honduras y de México, donde expresó:

“Estamos en alerta máxima porque su salida (de Gustavo Castro) de la embajada de México en Honduras, el traslado y su presencia en la comunidad (La Esperanza) representa un alto riesgo para su integridad física y sicológica”.

La agrupación que coordina el propio Castro Soto señaló que “a pesar de todas las solicitudes a distintas instancias para que esta nueva declaración se hiciera en las mejores condiciones para su seguridad física y sicológica dentro de la embajada de México o en Tegucigalpa, la Fiscalía General de Honduras decidió que se tenía que hacer en La Esperanza, lo que representa un alto riesgo para su integridad física y sicólogica”.

Por ello, exigió al gobierno de Honduras que “cumpla con su promesa de levantar la alerta migratoria” para que el ambientalista mexicano “pueda salir inmediatamente de Honduras terminado este último proceso judicial requerido sin que haya ningún otro motivo ni acción que se lo impida”.

Señaló que bajo el argumento de que tenía que ampliar su declaración, sin que se le hubiera notificado formalmente con anterioridad, Castro Soto “fue interceptado arbitrariamente por autoridades hondureñas antes de pasar el puente migratorio del Aeropuerto Internacional de Tegucigalpa, mientras intentaba salir de ese país en toda legalidad y bajo protección de la Embajada de México”.

Prosiguió: “En ningún momento Gustavo Castro se negó a realizar todas las declaraciones que le fueron solicitadas y está aceptando ampliar la declaración en el interés de lograr el esclarecimiento del asesinato de Berta Cáceres, y con la finalidad de evitar los procesos de criminalización en contra de los miembros del Concejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH)”, que coordinaba la indígena lenca.

La Red TDT también difundió un comunicado para pedir al gobierno de Honduras que se comprometa a realizar las acciones necesarias para hacer justicia en torno al ataque y asesinato de la defensora Berta Cáceres, así como para garantizar la integridad física y emocional de Gustavo Castro.

“Esta última exigencia también se la hacemos al gobierno mexicano, quien debe de pronunciarse firmemente en contra de estos hechos y en favor del activista mexicano”.

Desde el día en que fue atacado junto con Cáceres, apuntó, el activista mexicano “ha colaborado con las investigaciones”, pero hasta este momento “vive una situación de falta de protección debido a los largos e ineficientes procesos de averiguación del asesinato de la connotada ambientalista”.

Añadió: “Nos parece sumamente grave” su traslado a La Esperanza, “pues resulta innecesario exponer a un testigo clave regresándolo al lugar en donde ocurrieron los hechos y dificultando la protección consular que le puede brindar la embajada mexicana en aquel país”.

De acuerdo con la Red TDT, estos hechos demuestran que tanto el COPINH, como el mismo Gustavo Castro, “están padeciendo la falta de transparencia e inoperatividad de la fiscalía hondureña. Ello queda evidenciado con la manera en que la Fiscalía de La Esperanza notificó que se debían presentar nuevas declaraciones”.

Destacó, asimismo, que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha emitido medidas de protección a los miembros del COPINH “que deben de ser acatadas por el gobierno hondureño, y entre esas medidas solicitan que se permita a Gustavo Castro regresar a México, así como se vigile internacionalmente la línea de averiguación del asesinato de Berta Cáceres”.

La Red TDT hizo un llamado a los gobiernos de México y Honduras a garantizar irrestrictamente la seguridad de Gustavo Castro y a permitir y facilitar “su seguro retorno a México apenas termine de dar las declaraciones del día de hoy”.

De la misma manera,” hacemos un llamado al gobierno de Honduras y a las instancias internacionales a que establezcan los mecanismos pertinentes para resolver este atroz asesinato, pero sobre todo a no permitir que resulte efectivo para favorecer los intereses depredadores del medio ambiente contra los que Berta Cáceres luchaba”, concluyó.

Comentarios

Load More