Piden respeto a mujeres… 10 días después de agresión a periodista en la Condesa

La agresión contra Andrea Noel en la Condesa. Foto: Especial La agresión contra Andrea Noel en la Condesa. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) y el Instituto de las Mujeres capitalinos afirmaron que “las mujeres tienen derecho a transitar libremente por las calles de la Ciudad de México con la vestimenta que prefieran sin ser agredidas sexualmente o insultadas, sea esto en el espacio público o en las redes sociales”

En un comunicado conjunto –emitido diez días después de que la periodista Andrea Noel, colaboradora del portal de noticias Vice, denunció que un sujeto le levantó el vestido y le bajó su ropa interior mientras caminaba en la colonia Condesa—, los organismos manifestaron su “preocupación por la estigmatización y discriminación hacia las mujeres por su apariencia o por estar en la calle durante la noche”.

Las dependencias consideraron que el hecho de que una mujer se encuentre parada en la calle con una vestimenta “que muestre su cuerpo o partes de su cuerpo”, no es razón para considerar que cometa una falta, según la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal.

Destacaron que las mujeres tienen derecho a transitar libremente por las calles de la ciudad con la ropa que prefieran sin ser agredidas sexualmente o insultadas, sin importar si están en un espacio público o en las redes sociales.

Por esta razón, el Copred y el Inmujeres llamaron a respetar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y a no ser discriminadas, así como la diversidad sexual de las personas en cualquiera de sus expresiones.

Enfatizaron que “es obligación de los servidores públicos fomentar el respeto a la ley y a los derechos humanos, con el propósito de avanzar hacia la modificación de actitudes que contravengan los principios de igualdad y no discriminación”.

El comunicado de ambas dependencias, se da después de que Andrea Noel ha denunciado en sus redes sociales que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) se han negado a atender su denuncia presentada el pasado 8 de marzo.

Además, dijo que ha recibido amenazas de muerte, violación y acoso en sus redes sociales y hasta frente a su casa, mientras que ningún organismo defensor de derechos humanos y de periodistas ha activado un protocolo de seguridad para protegerla.

La periodista de origen estadunidense aseguró que ya piensa en salir del país, por temor a sufrir una agresión mayor.

Comentarios

Load More