Pide ONG a Sedesol no descalificar mediciones de pobreza “cuando no le son favorables”

José Antonio Meade, titular de Hacienda. Foto: Germán Canseco José Antonio Meade, titular de Hacienda. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) descalificó las mediciones de pobreza dadas a conocer por la Comisión Económica para América Latina (Cepal), el colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza exigió evitar las descalificaciones cuando los resultados no le son favorables a México.

En su informe “Panorama Social de América Latina”, presentado la semana pasada, la Cepal confirmó que la reducción en los ingresos es el factor central de incremento de la pobreza en México, y destacó la urgencia de modificar las políticas económicas y sociales frente a la desigualdad en el país.

En ese sentido, Acción Ciudadana acusó de “paradójico” que la respuesta del gobierno de México “sea criticar la metodología de la Cepal, como antes lo hicieron respecto a la metodología oficial del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)”.

“Pedimos superar la descalificación de las metodologías de medición de la pobreza cuando no les son favorables”, expuso el colectivo en un comunicado difundido este martes.

En su informe 2015 denominado “Panorama Social de América Latina 2015”, la Cepal precisó que 41.2% de la población en México vivía en pobreza en 2014, lo que equivale a más de 48 millones de personas.

Esta proporción es muy similar a los porcentajes de pobreza que hay en El Salvador (41.6%) y en Paraguay (42.3%), apuntó.

No obstante, el titular de la Sedesol, José Antonio Meade, descalificó esos datos porque –dijo– se trata de una metodología que usa la misma canasta alimentaria desde hace 30 años.

Sin embargo, Acción Ciudadana asegura que esta metodología, pese a sus limitaciones, permite comparar con la misma medida a los diversos países de América Latina en su evolución en el tiempo.

Y afirma que resulta “preocupante” que ante el incremento y permanencia de la pobreza, se tomen sólo medidas cosméticas como entregar un “estado de cuenta” por los ingresos de transferencias y subsidios que se canalizan a los hogares a través de los programas sociales.

Esta medida, apunta, modificaría las respuestas de los hogares ante los encuestadores sin cambiar las condiciones que generan la pobreza. En caso de concretarse esta pretensión, los próximos datos de pobreza dejarán de ser comparables para años previos.

Según el informe de la Cepal, organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en materia de desarrollo económico y social para nuestra región, en América Latina hay 168 millones de personas en pobreza, equivalentes al 28% del total de la población en los 18 países considerados. Entre ellas hay 70 millones que viven en condición extrema (indigencia), equivalentes a 11.8% de la población.

Los datos del informe ubican a nuestro país en el 13º lugar entre 18 países por la proporción de población en pobreza en la región.

En porcentaje de personas en pobreza, México sólo supera a los países centroamericanos más pobres: Honduras (74.3%), Guatemala (67.7%) y Nicaragua (58% – dato para 2009). Dicho porcentaje es muy superior a países de desarrollo económico menor como República Dominicana (37.2%), Colombia (28.6%) y Costa Rica (18.6%).

Los países de América Latina que presentan mayores avances en la reducción de la pobreza entre 2010 y 2014 son Uruguay, con un avance de 14.9%; Perú con un avance de 9.8%; Chile, que avanzó 9.1%, y Brasil, que logró reducir 7.9% la pobreza, de acuerdo con el citado informe de Cepal.

En contraste, los países que retroceden y tienen aumentos en la pobreza en los años recientes son Venezuela, con 4.9% de incremento, México con 2.9% más de pobreza y Honduras con un crecimiento de 2.3%.

Además de estos datos de evolución de la pobreza, el informe de la Cepal analiza y propone medidas de fondo para avanzar frente a la pobreza y la desigualdad en nuestra región: la mejora en la cantidad y calidad del gasto social, reducir las brechas estructurales en el mercado de trabajo que generan ingresos y condiciones laborales precarias y pobreza, así como la mejora de la institucionalidad de las políticas de desarrollo social.

“En Acción Ciudadana Frente a la Pobreza también coincidimos con este enfoque y en las políticas recomendadas, por ello, exigimos se tomen medidas urgentes para lograr avances sustanciales en la reducción de la pobreza”, apunta el comunicado difundido hoy.

En particular, insiste en la urgencia de impulsar una economía incluyente que posibilite la mejora de los ingresos de toda la población, especialmente de quienes viven en pobreza, además de construir un sistema de protección social universal que garantice un “piso” de ejercicio de derechos sociales básicos, iniciando por el acceso efectivo a la salud.

Asimismo, generar mecanismos de participación ciudadana, transparencia y rendición de cuentas para dar institucionalidad y efectividad a las políticas y programas.

De igual manera, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza hace un llamado a las autoridades a enfrentar las causas que generan pobreza y desigualdad con medidas de fondo.

Comentarios

Load More