Derogación de reforma educativa, “fantasía” de AMLO para atraer a la CNTE: Aureoles

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Para que la acuña apriete, tiene que ser del mismo palo”, reza un dicho que podría aplicarse a las declaraciones que hoy hizo el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, contra su excorreligionario Andrés Manuel López Obrador, a quien acusó de fantasioso.

En entrevista, Aureoles aseguró que el excandidato presidencial y su partido, Morena, están detrás de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Ambas partes, sostuvo, tienen intenciones de participar en el proceso electoral de 2018.

De acuerdo con el gobernador perredista, quien se ha manifestado contra las acciones del movimiento magisterial, la CNTE ha reconocido abiertamente que irá con Morena en las próximas elecciones presidenciales, porque López Obrador “los tiene fantaseando con la falsedad de que cuando sea presidente de la República va derogar la reforma educativa, y tras esa fantasía andan todos los agremiados del magisterio”.

Cuando se le preguntó si haría un llamado al exjefe de Gobierno, Aureoles Conejo respondió: “Ese no necesita llamados, le dicen una cosa y sale con domingo, entonces mejor la prudencia, la tolerancia y el diálogo para encontrar la mejor salida”.

Asimismo, aseguró que con sus movilizaciones los maestros disidentes han rebasado la línea de la cordura y se ubican ya en una cuestión de intolerancia y desorden.

Y es que, junto con Oaxaca, Chiapas y Guerrero, Michoacán se ha convertido en uno de los bastiones más importantes de la CNTE en contra de la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto y avalada por el PAN y buena parte de los legisladores del PRD.

La confrontación entre Aureoles y el tabasqueño llegó a su punto más alto en agosto de 2015, cuando el primero, como gobernador electo de Michoacán, invitó al líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a formar parte de su “gobierno de coalición”.

“Esta invitación la hago con toda la seriedad y responsabilidad que implica. Los intereses superiores de toda sociedad no se agotan en los límites de los partidos políticos”, expuso Aureoles en una misiva.

“El voto popular mayoritario en una contienda democrática dota de legitimidad. Quienes somos acreedores de esa voluntad, como quienes tienen un reconocido liderazgo como el tuyo –señaló a López Obrador–, también legítimo, debemos refrendar en nuestros hechos el interés de construir un mejor futuro”, aclaró.

El exdiputado perredista recordó “las reflexiones” que, dijo, compartió con el tabasqueño durante el proceso electoral de 2012, cuando lo acompañó en giras por varios municipios, “con la misma convicción” que lo hicieron cuando recorrieron la entidad, apoyando las causas que representa el líder de Morena, por lo que le refrendó su interés en intercambiar ideas, políticas públicas, entre otras, para nutrir su programa de gobierno.

Casi de inmediato López Obrador dijo no a la invitación de Aureoles porque, subrayó, no podía hacer acuerdos con quien no coincide.

Explicó que no coincidía con el perredista porque fue uno de los que avaló la reforma educativa, así como el aumento de precios a la gasolina, el diese y la luz, y porque era “achichincle” de Manlio Fabio Beltrones (expresidente nacional del PRI) en la Cámara de Diputados.

Aureoles no se quedó callado y comentó que era una incongruencia que López Obrador hablara de purezas cuando está aliado con la raíz de lo que él llama “la mafia del poder, Manuel Bartlett”, quien les robó la Presidencia de la República.

Comentarios