Economía sigue en letargo: PIB retrocedió 0.3% en segundo trimestre

Peña y Videgaray durante un encuentro con empresarios. Foto: Miguel Dimayuga Peña y Videgaray durante un encuentro con empresarios. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MEXICO (apro).- La economía mexicana retrocedió 0.3% durante el segundo trimestre del año, respecto del trimestre previo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Lejos del discurso oficial, el cual presume que nuestra economía se encuentra en constante crecimiento en un entorno de inestabilidad a nivel internacional, las cifras ya empiezan a mostrar lo contrario.

Según el organismo de estadística, durante el periodo comprendido entre abril y junio, el Producto Interno Bruto (PIB) disminuyó por la caída de las actividades primarias que retrocedieron 0.1%; por su parte, las secundarias disminuyeron 1.75, mientras que las terciarias se quedaron estancadas al registrar un crecimiento de 0%, de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad.

En su comparación anual, el PIB tuvo un alza de 1.4% en el segundo trimestre respecto del mismo periodo de 2015. A su interior, las actividades agropecuarias se elevaron 4.3%; la actividad industrial retrocedió 0.5%, mientras que el sector servicios, comercio y turismo incrementó 2.4% anual.

“Es un tema atípico”: SHCP

Para Luis Madrazo, titular de Planeación Económica de la Hacienda Pública de la SHCP, el retroceso del PIB de 0.3% es “un tema atípico este año” ante una Semana Santa que se dio en su totalidad en marzo, con año bisiesto.

El funcionario aclaró al presentar el informe de Finanzas Públicas que “la última vez que algo similar sucedió, y ni siquiera era año bisiesto, fue en 2003, y también vimos que los modelos de desestacionalización tratan de quitarle ruido a las cifras, son imperfectos, y a veces no capturan plenamente todos estos movimientos”.

Madrazo concluyó que “interpretando la totalidad de los datos que se tienen, tenemos un crecimiento en línea con lo que se ha venido viendo en los últimos meses, y por lo tanto no cambia las expectativas, yo creo que en el sector privado lo dirán ellos, y tampoco cambia las perspectivas que tenemos en materia fiscal”.

Trimestre complejo

Durante abril y junio, la economía mexicana se vio afectada por la volatilidad en los mercados financieros dando como resultado una depreciación nominal del peso frente al dólar de 7% en relación con el cierre de 2015.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se estima que el brexit tendrá un impacto económico directo mínimo en México en el corto plazo.

No obstante señaló que el efecto más importante puede llegar de manera indirecta por las consecuencias que este acontecimiento tenga en Estados Unidos (principal socio comercial de México) y de la incertidumbre financiera internacional.

Aún más, entre el 17 de febrero y el 24 de junio de 2016, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció dos recortes del gasto público presupuestado para este año, el primero, de 132 mil 363 millones de pesos (equivalentes a 0.7% del PIB), y el segundo, de 31 mil 715 millones de pesos (equivalentes a 0.2% del PIB).

Junto con la merma en las finanzas públicas, el país enfrenta problemas de índole social como el conflicto magisterial donde los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) quienes han mantenido bloqueos carreteros, en vías de ferrocarriles y manifestaciones en diferentes ciudades.

Además la inseguridad también pega en la economía:

Según la American Chamber, que integra a empresas trasnacionales como Pepsico, FedEx Express, Metlife, Dupont, Manpower Group, entre otros, advirtió que los municipios en donde existen más riesgos para la operación de empresas estadounidenses son Reynosa, Ecatepec, Iztapalapa, Monterrey, Morelia, Guadalajara, Acapulco, Veracruz, Torreón y Culiacán.

Pronósticos con reservas

En este contexto, organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) prevén un crecimiento del PIB de 2.5% para este año. Por su parte, el Banco de México pronostica un crecimiento ubicado entre 2 y 3%, mientras que la SHCP lo ubica entre 2.2 y 3.2%.

Load More