FNF solicita encuentro con Peña para darle a conocer argumentos contra bodas gay

Marcha del Frente Nacional por la Familia en contra de las bodas gay. Foto: @FamiliaCDMX Marcha del Frente Nacional por la Familia en contra de las bodas gay. Foto: @FamiliaCDMX

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Durante la movilización que organizó hoy en la Ciudad de México, el Frente Nacional por la Familia (FNF) exigió al Poder Legislativo que apruebe su “iniciativa ciudadana” encaminada a reconocer, en el artículo cuarto constitucional, el matrimonio conformado únicamente entre un hombre y una mujer.

Asimismo, el FNF solicitó “un encuentro” con el presidente Enrique Peña Nieto, con objeto de darle a conocer sus “argumentos” a favor de este tipo de matrimonio y del “derecho” que tienen los padres de familia de elegir la educación para sus hijos.

Y recalcó que los niños tienen derecho a tener solamente “papá y mamá”, por lo que, en suma, rechazó tajantemente el matrimonio gay y su derecho a adoptar hijos.

Estos fueron los principales señalamientos que dio a conocer el FNF, contenidos en un “manifiesto” de diez puntos que leyeron sus representantes en el monumento al Ángel de la Independencia, al término de la megamarcha que inició al filo del mediodía en el Auditorio Nacional.

Según el cálculo de los organizadores, a la movilización asistieron más de 400 mil personas que llegaron de distintos puntos del país.

Al frente de la marcha venía el grupo Danza Sangre de Cristo, un grupo de danzantes matlachines — proveniente de San Juan de los Lagos, Jalisco— que al ritmo de tambores estuvo bailando durante todo el recorrido por Paseo de la Reforma.

Los contingentes marcharon agrupados de acuerdo al estado o ciudad de donde venían: Chihuahua, Tamaulipas, Guanajuato, Jalisco, Durango, Aguascalientes, Querétaro, Morelos….

Coreaban consignas contra la iniciativa que Peña Nieto presentó el pasado 17 de mayo, encaminada a legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo y su derecho a adoptar hijos.

También rechazaban la propuesta del presidente que intenta modificar los libros de texto gratuito para –según argumenta el FNF– meterles a los niños una “ideología de género” que los inducirá a la homosexualidad y al travestismo.

Coreaban al unísono:

–¡Señor presidente! ¡No somos uno! ¡No somos cien! ¡Cuéntenos bien!

–¡Gobierno! ¡No te metas con nuestros hijos!

–¡La familia! ¡unida! ¡Jamás será vencida!

Los manifestantes desfilaban vestidos de blanco. Caminaban muchas familias juntas –desde el abuelo hasta los nietos–, llevando globos blancos en las manos.

Se agitaban durante la marcha pancartas y banderines, donde plasmaban sus demandas:

“Para mis hijos, biología, no ideología”… “Mi familia, como la de Nazaret”… “Rechazar matrimonio gay no es discriminar”… “240 mil firmas de ciudadanos mexicanos han sido rechazadas por usted, señor presidente”…

Elementos de la Policía de Tránsito de la ciudad de México vigilaban la marcha. Y para evitar confrontaciones, apartaban a los pequeños grupos de la comunidad lésbico gay que –durante el trayecto y con sus banderas del arcoíris– querían integrarse a la movilización del FNF.

Los elementos policiacos se incrementaron en la glorieta del Ángel. Ahí –valiéndose de vallas metálicas— replegaron hacia la parte de norte de Paseo de la Reforma a los manifestantes de la comunidad gay, donde los mantuvieron confinados, dejando que el FNF pronunciara sus discursos y leyera su “manifiesto” sin interrupciones.

Sobre un templete techado, varios líderes del FNF –que aglutina a más de mil organizaciones en todo el país– tomaron la palabra: Rodrigo Iván Cortés, Mario Romo, Juan Dabdoub, Consuelo Mendoza…

Todos externaron su rechazo a la iniciativa presidencial y advirtieron que apenas empiezan las movilizaciones del FNF, el cual –según quedó asentado en su manifiesto– acaba de constituirse en “un movimiento cívico permanente que buscará incidir en la agenda pública del país”.

Por ello –concluye el decálogo– buscará una “interlocución” no solo con Peña Nieto, sino también con “los tres poderes de la Unión y los distintos niveles de gobierno para que se generan políticas que pongan a la familia en el centro de la agenda nacional”.

Este decálogo fue el principal pronunciamiento que hizo hoy el FNF, el cual tiene el apoyo de varias Iglesias, principalmente la católica y las evangélica

Load More