La inseguridad en México costó casi 237 mil mdp en 2015: Inegi

El cuerpo de un hombre acribillado el 4 de junio en Acapulco, Guerrero. Foto: Bernandino Hernández El cuerpo de un hombre acribillado el 4 de junio en Acapulco, Guerrero. Foto: Bernandino Hernández

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El costo total por la inseguridad y el delito en hogares de México representó un monto de 236 mil 800 millones de pesos en 2015, equivalente a 1.25% del Producto Interno Bruto (PIB), al consumarse 29 millones 300 mil delitos del fuero común, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El organismo precisó que el número de víctimas de los delitos del fuero común ascendieron a 23 millones 300 mil ciudadanos y tuvieron una pérdida promedio equivalente a 5 mil 905 pesos por persona.

Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (Envipe) 2016, el Inegi detalló que el total de delitos consumados el año pasado representa una tasa de 28 mil 202 víctimas por cada cien mil habitantes, cifra estadísticamente equivalente a la estimada para 2014, según un sondeo realizado en 95 mil 714 viviendas.

El Inegi destacó que después de los delitos de robo o asalto en la calle o transporte público, la extorsión se colocó en 2015 como el segundo delito más frecuente a escala nacional, con 24.2% del total.

Sin embargo, el pago solicitado en la extorsión continúa con tendencia a la baja, al pasar de 5.4% en 2014, a 4.7% en 2015.

Las entidades más lastimadas por la extorsión fueron Baja California, Chihuahua, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luís Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

En tanto, el delito de robo o asalto en la calle o en el transporte público se dio en mayor medida en la Ciudad de México, Guanajuato, Estado de México, Nuevo León y Tabasco.

La “cifra negra”, o la no denuncia de diferentes tipos de delitos en todo el país, aumentó a 93.7%, 0.9% respecto de la estimación de 2014, que se colocó en 92.8%.

Entre las razones para no denunciar delitos ante las autoridades por parte de las víctimas destaca la “pérdida de tiempo” (33%) y la “desconfianza en la autoridad” (16.6%).

De hecho, la Envipe destacó que 76.1% de la población de 18 años y más considera que la policía de Tránsito es corrupta, seguida de la Policía Preventiva Municipal (66.7%).

Aún más, del total de averiguaciones previas iniciadas por el Ministerio Público, en 45.9% de los casos no pasó nada o no se resolvió la denuncia, mientras que 25.9% está en trámite y sólo el 7.7% de las personas recuperaron sus bienes.

Se dispara el gasto en medidas preventivas

El gasto que realizan los hogares mexicanos para protegerse contra la delincuencia también se disparó, en este caso 17.7%.  Es decir que las familias gastaron en cambiar o colocar cerraduras y candados, cambiar puertas y ventanas, colocar rejas o bardas, realizar acciones con los vecinos, o comprar un perro guardián.

El costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares representó 236.8 mil millones de pesos, es decir, 1.25% del Producto Interno Bruto (PIB), que equivale a 5 mil 905 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

A escala nacional, 59.1% de la población de 18 años y más considera “la inseguridad y delincuencia” como el problema más importante que en su entidad federativa, seguido del “desempleo”, con 40.8%, y la “pobreza”, con 31.9%.

Respecto de la inseguridad, nueve de cada diez personas se sienten desprotegidas o vulnerables en los cajeros automáticos, y siete de cada diez en los bancos, al igual que en el transporte público. Además, 63.8% de la población de 18 años y más identifica en los alrededores de su vivienda, como primera conducta delictiva o antisocial, el consumo de alcohol en la calle, seguida de robos y asaltos frecuentes, así como el consumo de droga.

 

Comentarios

Load More