Gobierno es responsable por feminicidios en Yucatán: activistas

MÉRIDA, Yuc. (apro).- El grupo pro derechos humanos Indignación acusó de omiso al gobierno estatal en la atención a la violencia de género y los feminicidios, y contrastó esa inacción con el despliegue de recursos para el cuestionado plan de seguridad denominado Escudo Yucatán.

Asimismo, le reprochó que hasta ahora no haya establecido un plan para afrontar esa violencia, pese a que en la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en el estado de Yucatán se puso como fecha límite el mes de febrero de 2015 para hacerlo.

“A pesar de que la violencia contra las mujeres se ha incrementado de manera alarmante, a pesar de los feminicidios perpetrados en el estado, el gobierno de Yucatán ha incumplido la obligación de emitir el Programa Especial para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia contra las Mujeres”, denunció Indignación.

También reclamó la tardanza de los legisladores para tipificar el feminicidio, y la dilación para corregir el error al no haberlo considerado como delito grave. “El tiempo ha transcurrido para contar con un protocolo para utilizar esa figura legal, y hay impericia o negligencia de la Fiscalía para tipificar precisamente como feminicidios los casos que lo son”, apuntó.

“Pero en el campo de la prevención, en el campo donde la política tiene que diseñar estrategias, proponer medidas, acciones y coordinar esfuerzos institucionales, ahí, nada. No hay programa, no hay propuesta, no hay medidas, no hay plan, no hay ruta. El desdén frente a este tema hace incurrir al gobierno en grave responsabilidad”, subrayó.

El grupo destacó que en ese tema urgen acciones de prevención, coordinación e información, pero el incumplimiento del gobierno a sus obligaciones, apuntó, ha causado la inacción.

“Donde se requieren intensas acciones de prevención, donde urge coordinación e información, no ha habido más que omisiones, lo cual responsabiliza al gobierno de la violencia feminicida que en Yucatán ha cobrado ya varias víctimas”, acusó.

Los feminicidios ocurridos en Mérida, Progreso y Conkal en mayo, febrero y diciembre pasados, añadió, “no fueron motivos suficientes para mover a un gobierno indolente ante la violencia feminicida, ni la obligación que le marca la propia ley”.

De acuerdo con Indignación, “son cuatro años perdidos para enfrentar la violencia de género, que se suman a las inacciones e impericias de los gobiernos anteriores, y la tolerancia e indiferencia compartida por los gobiernos de Yucatán en esta materia”.

Y sostuvo que además de los feminicidios, hay otros casos de violencia que han puesto en riesgo la vida y la integridad de muchas mujeres “ante la indolencia de las autoridades”.

Comentarios