Realizan homenaje a Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa en la FIL Guadalajara. Foto: Twitter @FILGuadalajara Mario Vargas Llosa en la FIL Guadalajara. Foto: Twitter @FILGuadalajara

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Dio inicio la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara en su edición número 30 y con ella comenzaron los homenajes, específicamente los referentes al laureado escritor peruano Mario Vargas Llosa, por su cumpleaños 80.

En una mesa homenaje integrada por escritores de la talla de José Miguel Oviedo, Nélida Piñón, Sergio Ramírez, Alonso Cueto, Héctor Abad, Enrique Krauze y Juancho Armas Marcelo, quienes han sido parte de la carrera literaria de Llosa desde sus inicios, el tema central y que dio título al evento fue: “La vida del escribidor. La verdad de las mentiras. Las lecturas indispensables de Mario Vargas Llosa”.

En el Auditorio Juan Rulfo, ante una audiencia repleta y en punto de las 19:00 horas, los escritores fueron turnándose, moderados por el escritor y periodista español Juan José Armas Marcelo, para intercambiar elogios y anécdotas sobre el octogenario escritor.

En primer lugar, se otorgó la palabra Piñón, quien habló sobre los orígenes de su amistad con Vargas Llosa y lo calificó como “un escritor realista… y un gran aventurero de la palabra”.

“Mario ha subrayado mucho su afecto por basar sus novelas sobre territorios reales”, expresó por su parte Oviedo. Además, agregó sobre la obra del peruano: “resulta ser un escritor que comparte mundos, realidades que todos podemos compartir con él”.

En su turno, el historiador mexicano Krauze leyó un escrito elaborado por él, titulado Gratitud con Vargas Llosa, en el cual agradeció al escritor por su “capacidad para reinventarse” y por haber descrito a México en dos palabras, acuñando el término “la dictadura perfecta”.

Por su parte, el periodista y escritor colombiano Abad relató que conoció a Vargas Llosa “como deben de conocerse los escritores, por escrito” y tocó temas como la fallida carrera política a la presidencia peruana en 1990 del Nobel de literatura y su ideología ante temas con la reciente salida del Reino Unido de la Unión Europea.

“Esta es una de las características (de Vargas Llosa), destapar la verdad (…) me siento privilegiado, emocionado de poder dar un testimonio como lector, como escritor (…) no hay ningún intelectual que tenga la influencia que él tiene”, expresó por último el novelista peruano Cueto.
Durante la charla, que concluyó a las 20:50 horas, se trataron también temas como las mejores novelas del peruano, la influencia que ha tenido en la literatura y las ideas políticas y sociales que ha siempre ha pregonado abiertamente.

El término escribidor, utilizado en el homenaje, hace referencia al empleado en 1977 en la novela “La tía Julia y el escribidor”, escrita por Vargas Llosa, texto semiautobiográfico que narra sus comienzos en la escritura y al que hiso referencia Oviedo.

La última novela de Vargas Llosa fue publicada apenas el pasado 1 de marzo y lleva por título “Cinco Esquinas”, tiene origen en el barrio de donde es originario el mismo escritor y es ambientada durante el mandato del expresidente peruano Alberto Fujimori en 1990.

Vargas Llosa se dio a conocer ante el mundo durante la década de los 60, cuando escribió “La ciudad y los Perros” (1962), “La casa verde” (1965) y “Conversación en la catedral” (1969). Ha incursionado también en la crítica y el periodismo, además de recibir prestigiosos premios como Rómulo Gallegos (1967) y Príncipe de Asturias de las Letras (1986) y el Nobel de Literatura (2010).

Con información de Miguel De Híjar

Load More