Inhuman en fosa común 20 cuerpos sin identificar que permanecían en Semefo de Chilpancingo (Video)

La fosa común del gobierno de Guerrero. Foto: Ezequiel Flores La fosa común del gobierno de Guerrero. Foto: Ezequiel Flores

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Al menos 20 cuerpos que permanecen sin identificar en la unidad del Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo fueron inhumados esta tarde en una fosa común ubicada al interior del panteón privado Parque Cementerio La Paz, al poniente de esta capital.

El vicefiscal de la Fiscalía General Estatal (FGE), José Antonio Bonilla Uribe, informó que esta semana depositarán en las gavetas de la fosa común denominada Cementerio Forense Estatal, 60 de 460 cuerpos que están almacenados desde 2014 en el Semefo de Acapulco, Iguala y Chilpancingo. La razón es que ya no caben los cadáveres.

Por su parte, el director del Semefo en la entidad, Ben Yehuda Martínez Villa, informó que los 20 restos humanos depositados hoy en la fosa común fueron encontrados en la región Centro de la entidad, principalmente en los municipios de Chilpancingo, Chilapa y Tixtla.

El funcionario agregó que todos los cadáveres tienen abierta una carpeta de investigación que precisa el lugar y la fecha donde fueron localizados, así como el perfil genético forense de las víctimas para que sea cotejado con los familiares que buscan a personas desaparecidas en Guerrero y el resto del país.

El panteón privado donde el gobierno estatal construyó esta fosa común es, presuntamente, propiedad del actual coordinador del Seguro Popular en la entidad, Heriberto Huicochea Vázquez, militante del PRI y compadre del gobernador Héctor Astudillo.

La inhumación se registró, luego de que la semana pasada Apro dio a conocer que decenas de cuerpos encontrados en distintos puntos de la región Centro permanecen tirados sobre el estacionamiento del Semefo, debido a que ya no caben en las cámaras frigoríficas.

En el Semefo de Chilpancingo, que depende de la Secretaría de Salud estatal, existen dos cámaras frigoríficas con capacidad para almacenar 100 cuerpos y ambas están sobresaturadas, informó una fuente oficial a esta agencia.

Por ello, los cadáveres encontrados recientemente permanecen tirados en el estacionamiento del Semefo de esta capital, ante la falta de espacio para garantizar un trato digno a las víctimas de la narcoguerra que tiene sumida a la entidad en una de las peores crisis de inseguridad y violencia similar a 2012, cuando la cifra de homicidios dolosos rebasó los dos mil crímenes durante el año.

La imagen de los cuerpos destrozados por las balas tirados sobre el concreto “se compara a la de una zona de guerra de Medio Oriente, pero es Guerrero y en esta capital los médicos legistas no se dan abasto con los trabajos forenses”, refirió la fuente consultada.

Apenas llegaron a esta unidad los 33 cuerpos y ocho cabezas cercenadas exhumados en el cementerio clandestino de Zitlala y prácticamente colapsó la capacidad del Semefo de Chilpancingo por el sobrecupo de cadáveres.

A finales de septiembre, Apro reportó que en medio de la opacidad, el gobierno de Héctor Astudillo Flores construía un proyecto denominado Cementerio Estatal Forense al poniente de esta capital, donde autoridades ministeriales y de Salud anunciaron que depositarían al menos 400 cadáveres que permanecen sin identificar en las unidades del Semefo de Iguala, Acapulco y Chilpancingo.

Comentarios

Load More