Destruye el Estado Islámico teatro romano en Palmira

Una imagen satelital de los daños al teatro en la ciudad de Palmira. Foto: AP / ASOR Una imagen satelital de los daños al teatro en la ciudad de Palmira. Foto: AP / ASOR

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno sirio informó que milicianos del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) destruyeron un emblemático monumento de la antigua Roma y partes del teatro en la ciudad de Palmira, reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Maamoun Abdulkarim, responsable del departamento sirio de antigüedades, aseguró que los combatientes dañaron la fachada del teatro construido en el siglo II, así como el Tetrápilo, monumento romano de forma cúbica que se encontraba en el centro de una calle flanqueada por columnas que conducen al recinto.

En declaraciones a la agencia The Associated Press, Abdulkarim detalló que desde finales de diciembre surgieron noticias sobre la destrucción en la localidad, tomada por la milicia radical. Sin embargo, las imágenes por satélite de las afectaciones estuvieron disponibles una vez que se confirmaron los daños la noche de ayer.

Dichas imágenes fueron proporcionadas por la American Schools of Oriental Research (ASOR), con sede en Estados Unidos, y muestran daños significativos en el Tetrápilo y el teatro.

ASOR aseveró que aunque el grupo no pudo verificar la causa exacta, es probable que se trate de una destrucción deliberada por parte de los extremistas.

Además, Abdulkarim sostuvo que sólo dos de las 16 columnas del lugar siguen en pie, y ASOR precisó que el fondo del escenario en el teatro ha sufrido daños representativos.

Los integrantes del Estado Islámico arrebataron en diciembre la antigua ciudad a tropas del gobierno, nueve meses después de que una ofensiva con apoyo ruso expulsara a la milicia radical.

De mayo de 2015 a mayo de 2016, cuando el grupo extremista realizó su primera ocupación de la localidad, destruyó el templo de Bel y el de Baalshamin, una estructura de bloques de piedra con varios pisos de altura que tenía seis grandes columnas en la fachada.

Los milicianos también volaron el Arco de Triunfo, construido durante el mandato del emperador romano Septimio Severo, entre el 193 y el 211 después de Cristo. Y han destruido lugares antiguos en su autodenominado califato islámico en Siria e Irak, tachando estos restos de monumentos a la idolatría.

Load More