Peña Nieto reclama la facultad de regular derechos de audiencias

Enrique Peña Nieto, titular del Ejecutivo. Foto: Octavio Gómez Enrique Peña Nieto, titular del Ejecutivo. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por considerar que se invaden sus facultades, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó interponer una controversia constitucional en contra del Congreso de la Unión y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). El motivo: reclama el ejercicio de regular el derecho de las audiencias.

En conferencia de prensa, el consejero jurídico del Ejecutivo federal, Humberto Castillejos Cervantes, anunció la acción por considerar que el texto constitucional no faculta al IFT a regular los derechos de las audiencias, en tanto, la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión autoriza al organismo la emisión de disposiciones generales, siempre y cuando correspondan a las funciones del sector telecomunicaciones.

Por lo anterior, la decisión de controvertir se funda en que, a juicio del presidente, el Congreso no legisló como correspondía y el IFT emitió disposiciones que invaden el ámbito de acción del titular del Ejecutivo federal.

“La Constitución no le otorga al IFT la atribución para regular los derechos de las audiencias”, dijo en conferencia Humberto Castillejo Cervantes, consejero jurídico del presidente.

El pasado 2 de diciembre, el IFT emitió los Lineamientos Generales sobre la Defensa de las Audiencias, con el objetivo de garantizar los derechos de los usuarios de radio, televisión y servicios restringidos, así como de garantizar el derecho de acceso a la información, la libertad de expresión y de recepción de contenidos.

Desde que el pleno del IFT aprobó los lineamientos mencionados, especificó que eran parte de su ámbito de competencia pero expuso, en un comunicado, que reconocía “expresamente las facultades de otras autoridades en la materia”.

La controversia explicada hoy por Castillejos Cervantes pretende que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declare inválidos los ocho artículos de dichos lineamientos “por tener un vicio de origen”, esto es, la invasión de una competencia del Ejecutivo federal.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso