Comparecencias parecen “cuestión política y mediática”, lamenta Rodrigo Medina

El exgobernador priista Rodrigo Medina. Foto: Miguel Ángel Carmona El exgobernador priista Rodrigo Medina. Foto: Miguel Ángel Carmona

MONTERREY, NL. (apro).- El exgobernador Rodrigo Medina perdió la paciencia y afirmó que los reiterados llamados a comparecer ante la justicia a él y a sus familiares le parecen una “cuestión política” de la Fiscalía Anticorrupción, pues las investigaciones en las que está involucrado tienen ya más de un año abiertas.

“La verdad es molesto, porque esto ya lleva más de un año y medio. Esto parece no tener fin y, bueno, la ley y el derecho también le asisten a quien se defiende, como nosotros, que no se nos ha comprobado nada. Esto pinta más para ser un acto de molestia”, señaló, para agregar que estas comparecencias parecían más un acto “político y mediático”.

Medina de la Cruz acudió este jueves a recibir, a las afueras de la Subprocuraduría de Combate a la Corrupción del estado, a su esposa Gretta Salinas, quien compareció por segunda ocasión en calidad de investigada, con el fin de responder un cuestionario en el expediente que hay sobre su marido, a quien la justicia nuevoleonesa busca acusar por enriquecimiento inexplicable.

Al ser abordado por los medios, el aún político priista se vio por vez primera enfadado desde que fue imputado el 3 de junio pasado por los delitos de ejercicio indebido de funciones, peculado y daño al erario.

Luego de acudir una vez más a Monterrey, procedente de la Ciudad de México, donde reside, con el fin de atender un llamado de la autoridad judicial de la entidad, el exmandatario dijo desconocer cuándo terminarán las investigaciones que se le siguen.

“Tiene que haber un plazo, es prácticamente imposible que sea esto todo el tiempo abierto e investigando. Para eso está la ley y por eso estamos recurriendo aquí”, se quejó Medina, quien lucía ojeroso y malhumorado.

Se le preguntó si consideraba que estos citatorios recurrentes podrían ser un tema de persecución personal, y respondió: “Pudiera ser. Estamos defendiéndonos, hemos sido respetuosos, sin embargo, ya parece un exceso”.

Enseguida señaló que, aunque ya declaró lo correspondiente, existe la posibilidad de que vuelvan a llamarlo, como lo han hecho “una y otra vez”.

Por su parte, Gretta Salinas señaló que había acudido a la comparecencia a aportar información sobre las propiedades de su marido, particularmente de la casa que compraron en el exclusivo fraccionamiento Las Misiones, en el municipio de Santiago, un inmueble cuya adquisición fue cuestionada por su presunto valor de 20 millones de pesos, inaccesible para los ingresos de la pareja.

La expresidenta del DIF estatal afirmó que la mansión fue comprada con dinero bien habido y que se presentaba ante la autoridad sin temor.

Javier Flores, abogado del matrimonio Medina-Salinas, explicó que en la diligencia de hoy le formularon a ella otras 30 preguntas, diferentes a las 50 que le habían hecho en días pasados, por lo que pidieron un plazo de 15 días para responderlas.

Tras la comparecencia de Salinas este jueves, corresponderá acudir el viernes a Humberto Medina Ainslie, padre del exmandatario priista, con el fin de que declare en torno al súbito enriquecimiento de su hijo.

Comentarios

Load More